Olmert advierte de que la liberación del soldado israelí Gilad Shalit es inseparable del alto el fuego

Actualizado 18/06/2008 19:02:21 CET
Actualizado 18/06/2008 19:02:21 CET

Olmert advierte de que la liberación del soldado israelí Gilad Shalit es inseparable del alto el fuego

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar

   JERUSALÉN, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El primer ministro israelí, Ehud Olmert, advirtió hoy de que la liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por milicianos vinculados a Hamás en junio de 2006, es un elemento inseparable del acuerdo de alto el fuego alcanzado entre Israel y los grupos milicianos de la Franja de Gaza.

   Escasas horas antes de que se confirmase oficialmente el inminente inicio del alto el fuego --a partir de las 6.00, hora local, de mañana-- pactado a propuesta de Egipto, Olmert hizo hincapié en que no ha negociado y no negociará de forma directa con terroristas y reiteró que la puesta en libertad de Shalit debe ser prioritaria en la agenda del acuerdo, según informa el diario israelí 'Haaretz'.

   Por su parte, el portavoz del Gobierno israelí Mark Regev avanzó que Israel tiene previsto relajar el bloqueo de la Franja de Gaza siempre que el acuerdo de alto el fuego se lleve a la práctica según lo establecido. "Si los enfrentamientos cesan el jueves, según lo previsto, Israel relajará el bloqueo de Gaza la próxima semana", aseguró Regev, que añadió que también se intensificarán las negociaciones para liberar a Shalit.

   Egipto y Hamás anunciaron ayer la consecución del acuerdo, pero Israel no lo confirmó hasta hoy. Según la Radio del Ejército, Olmert; el ministro de Defensa, Ehud Barak; y la ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, han dado su aprobación. Al parecer, el pacto fue posible después de que varios diplomáticos egipcios comunicasen al jefe del departamento político-militar del Ministerio de Defensa, el general retirado Amos Gilad, que Hamás había aceptado las exigencias de Israel.

   No obstante, Gilad aclaró que el alto el fuego no constituye un acuerdo de paz: "Esto no es un acuerdo de paz. Se entiende que está basado en la eficacia de las actividades militares realizadas hasta ahora y en la voluntad de detenerlas. Llegados a este punto, estamos agotando las posibilidades".

   Regev expresó el deseo del Gobierno israelí de que mañana comience "una nueva realidad" en la que los ciudadanos israelíes del sur dejen de ser el objetivo de los ataques con cohetes de los milicianos palestinos. "Israel está dando una oportunidad seria a esta iniciativa egipcia y queremos que salga bien", añadió.