Publicado 09/03/2020 17:35CET

La OMS afirma que se ha entrado "en la cuenta atrás" para el fin del brote de ébola en RDC

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus - Sven Hoppe/dpa

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha afirmado este lunes que se ha entrado "en la cuenta atrás" para el fin del brote de ébola en República Democrática del Congo (RDC), tras tres semanas sin casos.

"Han pasado tres semanas desde que se informó del último caso y una semana desde que el último superviviente abandonó el centro de tratamiento. Estamos en la cuenta atrás para el fin del brote", ha señalado.

Tedros ha resaltado en rueda de prensa que las autoridades "siguen investigando alertas y vacunando a contactos cada día", antes de hacer hincapié en que "la situación de seguridad sigue siendo frágil" en el este del país, epicentro del brote.

"En brotes de ébola previa hemos visto estallidos incluso después del fin del brote, por lo que estamos dando atención sanitaria a los más de 1.100 supervivientes", ha destacado.

En este sentido, el director general de la OMS ha manifestado que "el brote de ébola en RDC podría estar terminando, pero la determinación de la OMS no lo hace". El brote ha dejado hasta la fecha más de 2.200 muertos.

La OMS instó el viernes a no bajar la guardia frente al ébola el país africano, ya que el brote "no ha terminado" y aún podrían registrarse nuevos casos por la complejidad de este virus y la inseguridad que persiste en los principales focos.

El director adjunto para respuestas a emergencias de la OMS, Ibrahima Socé Fall, consideró "un momento de felicidad" el alta de la última paciente, que el 3 de marzo abandonó entre aplausos y celebraciones un centro de tratamiento en la ciudad de Beni.

Sin embargo, "el trabajo continúa" porque el brote "no ha terminado". Por este motivo, la OMS se mantiene en "modo de respuesta activa", preparada ante la posibilidad de que puedan surgir nuevos casos en los 42 días desde del último alta que establecen los protocolos para la declaración formal del fin de la epidemia.

Socé Fall advirtió además de la "compleja" situación de seguridad, que podría provocar que incluso haya grupos de transmisión del virus ajenos a la vigilancia de las autoridades. Además, el virus puede seguir en agujas o jeringuillas usadas y en los fluidos corporales de los supervivientes, e incluso en los animales de una reserva que está en la zona afectada.

Por ello, dijo que son necesarios 20 millones de dólares más para garantizar los trabajos en las próximas semanas. "Si no se reciben nuevos recursos, nos quedaremos sin dinero antes del fin del brote", advirtió, antes de recordar que "un solo caso podría reiniciar la epidemia".