ONG denuncian bombardeos "deliberados" a las vías de suministro de ayuda humanitaria

Publicado 04/05/2015 22:51:05CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) y Médicos Sin Fronteras (MSF) han denunciado en un comunicado conjunto los bombardeos "deliberados" de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí contra infraestructuras clave para la ayuda humanitaria.

En concreto, han expresado su "profunda preocupación" por "el gran daño causado por los últimos ataques de la coalición a los aeropuertos de las ciudades de Saná y Hodeida, obstruyendo deliberadamente la tan necesitada ayuda humanitaria".

"Yemen depende casi por completo de la importación de comida y medicamentos", ha recordado Cedric Schweizer, del CICR, indicando que eso, unido a "la extrema falta de combustible, han hecho que la vida sea insorportable para los yemeníes".

Schweizer ha explicado que "el aeropuerto de Saná era una de las infraestructuras civiles esenciales y la principal vía de suministro de bienes y servicios de carácter humanitario". "Por eso, la destrucción de su única pista significa que hay muchas más vidas en peligro", ha añadido Marie Elisabeth Ingres, de MSF.

Al margen de la destrucción, también han denunciado la "interrupción de infraestructuras clave como aeropuertos, puertos, puentes y carreteras", lo cual "está teniendo alarmantes consecuencias sobre la población civil, haciendo que la situación sea catastrófica".

"Los puestos de control de los diferentes grupos armados han impedido la entrega de suministros médicos urgentes para hospitales y han impedido que los pacientes tengan acceso a cuidados esenciales", ha lamentado Ingres.

Así las cosas, han exigido que "los canales para entregar ayuda humanitaria permanezcan abiertos y sean respetados por todas la partes del conflicto" ante lo que han definido como una "situación desesperada".

"No podemos seguir parados mientras vemos cómo la gente bebe agua que no es potable y cómo mueren niños por causas evitables", ha sostenido la cooperando de la ONG francesa.

CRISIS YEMENÍ

Arabia Saudí ha asumido el liderazgo de la ofensiva aérea con la que, junto a otros nueve países árabes de la región, tiene como intención declarada "repeler a las milicias huthis, Al Qaeda y el Estado Islámico" en Yemen.

Las monarquías del Golfo Pérsico temen que la influencia de Irán en la región se extienda con el ascenso de los huthis al poder, en medio de la inestabilidad generada por el conflicto iraquí y la guerra civil en Siria.

El presidente yemení, Abdo Rabbu Mansur Hadi, había apelado directamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en una carta para que autorizara una intervención militar para frenar "la agresión de los huthis" contra su Gobierno.

La crisis política en Yemen, fruto de las disputas intestinas no resueltas con la caída del Gobierno de Alí Abdulá Salé, en 2011, se agravó el pasado mes de septiembre con la irrupción en Saná de los rebeldes chiíes.

Los huthis, que históricamente han reivindicado mayor autonomía para el norte de Yemen, llevaron a Hadi y su Gobierno a dimitir en bloque el pasado mes de enero, evidenciando así la pugna por el control de un país al borde de la guerra civil.

Para leer más