La ONU denuncia la "inaceptable" tragedia humanitaria en Batangafo tras los ataques contra civiles

Enfrentamientos en Bambari
REUTERS / GORAN TOMASEVIC - Archivo
Publicado 08/11/2018 4:55:41CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

La coordinadora humanitaria de Naciones Unidas en República Centroafricana, Najat Rochdi, ha denunciado este miércoles la "inaceptable" tragedia humanitaria que vive la localidad de Batangafo, en el noroeste del país, donde 30.000 personas se han visto obligadas a desplazarse tras los recientes ataques contra civiles.

"El nivel de desolación es inaceptable. ¿Por qué hacer eso?", ha señalado Rochdi. "Fui testigo de la situación de emergencia creada por estos ataques. El fuego destruyó más de 5.100 refugios, así como el mercado, y causó un desplazamiento de alrededor de 30.000 personas al hospital, al orfanato de Bercail, a las zonas periféricas y a la selva", ha aseverado.

Rochdi también ha aplaudido el trabajo de los grupos humanitarios que han permanecido en Batangafo "a pesar de las presiones". "No nos rendiremos", ha manifestado.

En cuanto a la violencia, Rochdi ha informado de que la Misión Unidimensional Integrada de Naciones Unidas para la Estabilización en República Centroafricana (MINUSCA) ha enviado refuerzos a Batangafo, que son "indispensables para la protección de la población civil".

Por su parte, la organización sin ánimo de lucro Oxfam ha llamado a todas las partes en conflicto a dejar de atacar a los civiles y permitir que la ayuda humanitaria llegue a los necesitados.

"La protección de los civiles debe ser una prioridad para todas las partes", ha señalado el director de Oxfam en República Centroafricana, Ferran Puig. "Todos los involucrados en el conflicto deben permitir que las organizaciones humanitarias brinden asistencia a las personas que lo necesitan", ha añadido.

El campamento de desplazados internos de Batangafo fue escenario de ataques la semana pasada. Los incendios han provocado la destrucción de cientos de alojamientos, letrinas y duchas, así como del mercado y cuatro Espacios Temporales para el Aprendizaje y la Protección de los Niños (ETAPE), que permitían a los niños desplazados recibir clase.

CONFLICTO CONSTANTE

República Centroafricana vive en una inestabilidad constante desde que en 2013 los milicianos del grupo rebelde Séléka --mayoritariamente musulmanes-- se hicieron con el poder, lo que desencadenó represalias por parte de grupos anti-balaka --en su mayoría cristianos--. Pese a la elección de un nuevo presidente en 2016, las tensiones persisten.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) calcula que 1,9 millones de personas pasan hambre, una cifra sin precedentes desde el año 2014, en pleno pico de la violencia sectaria.

Un portavoz de la agencia de la ONU, Herve Verhoosel, ha advertido de que los nuevos combates no hacen sino "exacerbar una situación que ya es tremendamente grave", por lo que ha apelado a una reacción internacional de forma "urgente" para evitar una "tragedia humana".

Contador