La ONU llama a una pausa humanitaria el martes en los combates en Saná

Milicianos huthis en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Actualizado 04/12/2017 14:06:59 CET

Al menos 125 personas han muerto y otras 238 han resultado heridas en los últimos seis días

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El coordinador humanitario de la ONU en Yemen, Jamie McGoldrick, ha pedido una pausa humanitaria para este martes en los enfrentamientos que mantienen los rebeldes huthis y las fuerzas leales al expresidente Alí Abdulá Salé en Saná, donde ha denunciado que la población está atrapada en sus casas sin posibilidad de buscar ayuda y donde también se han intensificado los bombardeos aéreos de la coalición que lidera Arabia Saudí.

"Las calles de Saná se han convertido en campos de batalla y la gente está atrapada en sus casas, incapaz de salir en busca de seguridad y atención médica y de acceder a suministros básicos como comida, combustible y agua potable", ha denunciado McGoldrick en un comunicado.

Según ha precisado, los trabajadores humanitarios tampoco pueden moverse en la ciudad, donde se habrían producido algunos ataques contra ambulancias y equipos médicos, y las organizaciones humanitarias "están recibiendo llamadas desesperadas de ayuda de familias atrapadas en barrios escenario de enfrentamientos".

"Llamo a todas las partes en el conflicto a permitir urgentemente una pausa humanitaria el martes 5 de diciembre, entre las 10.00 y las 16.00 horas para permitir que los civiles abandonen sus casas y busquen asistencia y protección y para facilitar el movimiento de los trabajadores humanitarios para garantizar la continuidad de los programas que salvan vidas", ha pedido el coordinador humanitario de la ONU.

McGoldrick ha recordado a las partes que "los ataques deliberados contra civiles, incluido el personal humanitario y sanitario, y contra infraestructura médica y civil, suponen claras violaciones del Derecho Internacional Humanitario y podrían constituir crímenes de guerra". En este sentido, ha defendido que "se debe permitir a los heridos acceso seguro a atención médica".

Asimismo, el responsable de la ONU ha pedido a los países con "influencia sobre las partes en conflicto", aunque sin dar ningún nombre, a "incrementar su compromiso por el bien de la protección de la población civil".

Según el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), al menos 125 personas han muerto y otras 238 han resultado heridas en los últimos seis días, de acuerdo con los datos ofrecidos por los tres principales hospitales de Saná.

El llamamiento del coordinador humanitario de la ONU se produce en medio de los rumores de que Salé habría muerto en un ataque contra su residencia registrado este lunes.