La oposición siria dice que el abandono de Ginebra por parte del régimen es una "vergüenza para Rusia"

Nasr Hariri, jefe de la delegación opositora siria
REUTERS / DENIS BALIBOUSE
Actualizado 04/12/2017 14:53:36 CET

GINEBRA, 4 Dic. (Reuters/EP) -

Yahya al Aridi, portavoz de la oposición siria, ha asegurado a Reuters este lunes que la decisión de los representantes del régimen sirio de abandonar las conversaciones de paz de Ginebra supone "una vergüenza para Rusia", que confiaba en lograr una solución para poner fin a un conflicto que se prolonga desde mediados de 2011.

La delegación del Gobierno de Damasco anunció la semana pasada que abandonaba la mesa de las conversaciones de paz en la ciudad suiza por la insistencia de los opositores en la salida del presidente sirio, Bashar al Assad, como condición para un acuerdo.

Al Aridi ha dicho que el abandono de Ginebra supone "una vergüenza" para Rusia, que aspiraba a poder cerrar cuando antes una solución a la guerra, y ha asegurado que la delegación enviada por Damasco regresaría a las conversaciones en Suiza si realmente sintiera una responsabilidad con el pueblo sirio o con la comunidad internacional.

El 1 de diciembre, la delegación del Gobierno de Damasco anunció que se retiraba del diálogo de Ginebra hasta que la oposición renuncie a la declaración en la que pide que Al Assad no tenga ningún papel en el futuro gobierno de transición del país.

La oposición reiteró la semana pasada en Ginebra lo que había pactado en Riad, la capital de Arabia Saudí, país al que el Ejecutivo sirio ha acusado de estar "minando el camino" y de no querer una solución política al conflicto.

El jefe del equipo de negociación del Gobierno sirio en las conversaciones de Ginebra, Bashar Jaafari, rechazó la condición planteada por la oposición y denunció que Arabia Saudí no quiere un final pacífico en Siria.

Hasta la ruptura del diálogo, se preveía que las conversaciones se centraran en la redacción de una nueva Constitución y en la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales, así como en otros 12 principios que el enviado especial de la ONU, Staffan De Mistura, ha evitado detallar.