La oposición sueca de centro-derecha pide la dimisión del primer ministro tras conocer los resultados de las elecciones

El líder del Partido Moderado de Suecia, Ulf Kristersson
REUTERS / TT NEWS AGENCY
Actualizado 09/09/2018 23:58:06 CET

ESTOCOLMO, 9 Sep. (EUROAP PRESS) -

El líder de la Alianza de partidos de centro-derecha suecos, Ulf Kristersson, ha comparecido tras conocerse los resultados de las elecciones legislativas de este domingo y ha pedido la dimisión del primer ministro, el socialdemócrata Stefan Lofven.

Kirstersson asegura que la Alianza integrada por Partido Moderado, Partido del Centro, Partido Demócrata Cristiano y Partido Popular Liberal cuenta con más diputados que la coalición de Lofven --socialdemócratas y Los Verdes--. Sin embargo, Kirstersson no ha contado con La Izquierda, formación que ha mostrado su disposición a respaldar la continuidad de Lofven en el poder.

"Este Gobierno ha terminado su camino. Ahora debe dimitir", ha afirmado Kristersson en la concentración del Partido Moderado para seguir el resultado de las elecciones.

Los resultados oficiales deparan un empate virtual entre el centro-izquierda y la Alianza que lidera el Partido Moderado de Kristersson, lo que convertiría a la formación ultraderechista Demócratas Suecos en árbitro del Parlamento.

Precisamente el líder de los Demócratas Suecos, Jimmie Akesson, ha comparecido para expresar su disposición a cooperar con los demás partidos y ejercer así la influencia que le han dado las urnas. "Hemos incrementado nuestros escaños en el Parlamento y vamos a ganar una gran influencia en lo que ocurra en Suecia en las próximas semanas, meses y años", ha afirmado Akesson ante sus seguidores.

Además ha instado a Kristersson, líder de la Alianza de centro-derecha, a elegir entre buscar apoyo en los Demócratas Suecos o en los socialdemócratas de Lofven. Hasta ahora tanto el centro-derecha como el centro-izquierda han rechazado cualquier colaboración con los Demócratas Suecos.

EMPATE TÉCNICO

El Partido Socialdemócrata de Suecia de Lofven ha sido el más votado con un 28,2 por ciento de sufragios, seguido del Partido Moderado (19,6 por ciento), los Demócratas Suecos (17,7 por ciento), el Partido del Centro (8,6 por ciento), La Izquierda (8 por ciento), el Partido Cristianodemócrata (6,4 por ciento), el Partido Popular Liberal (5,5 por ciento) y Los Verdes (4,4 por ciento), según resultados correspondientes al escrutinio de 4.851 de los 6.004 distritos electorales recogidos por la televisión pública sueca, STV.

La aritmética depararía así un Parlamento con 100 diputados socialdemócratas (13 menos que en la anterior legislatura), 70 moderados (14 menos), 63 de Demócratas Suecos (14 más), 31 centristas (9 más), 28 de La Izquierda (7 más), 22 cristianodemócratas (6 más), 19 liberales (igual resultado) y 16 ecologistas (9 menos). En total suman 349 escaños, por lo que la mayoría está en 175.

Demócratas Suecos, por su parte, ha logrado maquillar sus orígenes neonazis y aspira a situarse como una fuerza política de importancia con su mensaje de defensa la seguridad y en contra de la llegada masiva de migrantes y refugiados. La formación mejora los resultados de los últimos comicios (12,9 por ciento), pero se queda lejos de los buenos resultados que pronosticaban las encuestas y muy lejos de los que esperaban sus dirigentes.

Con estos resultados se puede decir que los únicos vencedores serían el Partido de Centro y La Izquierda, ya que el resto de formaciones está lejos de un resultado satisfactorio.

Unos 7,3 millones de ciudadanos estaban llamados a votar en unas elecciones generales que, además de decidir el futuro de corporaciones locales, servirán para elegir a los 349 miembros del futuro Riksdag (Parlamento) y, de forma indirecta, al Ejecutivo llamado a gobernar el país durante cuatro años.

Del total de diputados, 310 serán repartidos en función de los resultados en cada una de las 29 circunscripciones, mientras que para los 39 restantes se tienen en cuenta los datos de los partidos a nivel nacional. Para entrar en el Parlamento, una formación debe obtener el 4 por ciento de los votos en todo el país o el 12 por ciento en una circunscripción.