El opositor Atiku Abubakar firma el 'acuerdo de paz' de cara a las presidenciales de 2019 en Nigeria

Ex vicepresidente de Nigeria, Atiku Abubakar
REUTERS / PAUL CARSTEN - Archivo
Publicado 12/12/2018 16:54:56CET

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El opositor y exvicepresidente de Nigeria Atiku Abubakar ha firmado este miércoles el 'acuerdo de paz' de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán en 2019, un día después de no acudir al acto celebrado en la capital, Abuya, a tal fin.

"Durante el día de hoy he puesto mi firma en el 'acuerdo de paz'. También he pedido al presidente (Muhammadu Buhari) que promulgue el borrador de enmienda del Acta Electoral", ha dicho en un mensaje en Twitter junto al 'hashtag' #LetsGetNigeriaWorkingAgain (#HagamosFuncionarNigeriaDeNuevo).

El texto, redactado por el Comité Nacional de Paz, recibió el respaldo del presidente, quien se presentará a la reelección. El portavoz de Abubakar, Paul Ibe, resaltó que el opositor no acudió al acto porque "no ha recibido ninguna invitación forma a la firma del pacto de paz".

El acuerdo tiene como objetivo garantizar que los comicios son "libres, justos y creíbles", mientras que los candidatos se comprometen a no recurrir a la "incitación religiosa" ni a "evaluaciones por perfil étnico y racial" ni incitar a la violencia.

Abubakar, candidato del Partido Democrático Popular (PDP), espera replicar la hazaña del actual mandatario en 2015, cuando ganó las presidenciales al cuarto intento.

Como otros nueve altos cargos, Abubakar abandonó el partido del Gobierno, el Congreso de Todos los Progresistas (APC), para reincorporarse al PDP un mes después.

Antes de que Buhari asumiera el cargo en 2015, el PDP había sido el único partido en el poder desde la transición del país de África occidental al gobierno civil en 1999.

El exvicepresidente presentó su candidatura un día después de que Buhari presentara su manifiesto de cara a los comicios bajo el lema 'Llevar a Nigeria al siguiente nivel'. El APC sostuvo que "si bien el trabajo fundacional no siempre es visible o glamuroso", ha permitido generar "un país firme, estable y próspero".

Buhari llegó al poder en 2015 con la promesa de derrotar a Boko Haram, que en 2016 se escindió en dos en torno a las reclamaciones sobre el liderazgo por parte de Abubakar Shekau y Musab al Barnawi tras la decisión del grupo de jurar lealtad a Estado Islámico.