O.Próximo.- Abbas es contrario a nuevos acuerdos de transición y pedirá el apoyo de EEUU para uno final, según Erekat

Actualizado 14/01/2007 11:58:47 CET

RAMALA (CISJORDANIA), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, trasladará hoy a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, en una entrevista prevista esta mañana en la sede presidencial en Ramala, su oposición a nuevos acuerdos de transición y pedirá a Rice el compromiso de Washington para impulsar un acuerdo de paz definitivo en Oriente Próximo, según incidieron fuentes cercanas a Abbas al diario Haaretz.

"Queremos que esto sea el comienzo del final. Ya es hora de que el proceso de paz sea reimpulsado con el objetivo de implantar las negociaciones sobre las cuestiones de un estatus final", explicó por su parte un alto asesor de Abbas, Saeb Erekat.

Asimismo, fuentes palestinas aseguraron que los países moderados árabes como Jordania, Egipto y Arabia Saudí quieren que Washington presente una visión clara para poner fin al conflicto palestino-israelí, es decir, una solución permanente consensuada por todas las partes implicadas para implementar la llamada 'Hoja de ruta'.

Asimismo, Abbas informará a Rice de las conversaciones reanudadas con el partido gobernante Hamás para la formación de un Gobierno de unidad palestino que sea aceptado por la comunidad internacional, según Erekat.

Tanto Abbas como el primer ministro palestino, Ismael Haniyeh, apuntaron los progresos alcanzados tras dos semanas de negociaciones secretas a pesar de la existencia aún de divergencias en el reparto de carteras ministeriales.

Por su parte, Abbas telefoneó anoche a Haniyeh para determinar el momento de reanudar las negociaciones para la constitución de dicho Gobierno unitario, según explicó el portavoz de Hamás, Ghazi Hamad, citado por Associated Press, quien además informó de la reunión que hoy mantendrán en Gaza representantes de las distintas facciones palestinas.

Finalmente, se espera que Abbas trate con Rice la promesa del primer ministro israelí, Ehud Olmert, de desbloquear cerca de 100 millones de dólares estadounidenses (78 millones de euros) que fueron incautados cuando Hamás alcanzó el poder en marzo.