Actualizado 16/05/2007 02:54 CET

O.Próximo.- Enfrentamientos entre Al Fatá y Hamás se cobran la vida de al menos 15 palestinos

450 milicianos de Al Fatá entraron por el paso de Rafá desde Egipto a la franja de Gaza con el consentimiento de Israel

JERUSALÉN, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Enfrentamientos entre milicianos de Al Fatá y Hamás en la franja de Gaza han provocado la muerte ayer de al menos 15 palestinos, ocho de ellos agentes de la Guardia Presidencial del presidente, Mahmud Abbas, en el paso comercial de Karni, además de provocar otros 17 heridos en los peores enfrentamientos librados entre las facciones rivales desde que el pasado febrero suscribieron un acuerdo en La Meca para formar un Gobierno de unidad nacional palestino.

A pesar de los enfrentamientos fraticidas, el primer ministro, Ismail Haniyeh, de Hamás, anunció a última hora de ayer que ambas facciones han acordado respetar un nuevo acuerdo de alto el fuego y sacar de las calles a sus milicianos a partir de medianoche, el tercer acuerdo de este tipo en los últimos tres días transcurridos.

Poco después de que milicianos de Hamás asaltaran con ametralladoras y proyectiles de mortero un campo de entrenamiento de la Fuerza de Seguridad Nacional Palestina, afiliada a Al Fatá, otros milicianos del Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás) abatieron a tiro limpio a ocho agentes de la Guardia Presidencial, cerca del paso comercial de Karni, que separa la franja de Gaza de Israel.

Según testigos, el vehículo en el que viajaban los agentes de la Guardia Presidencia, de Al Fatá, fue volcado por los milicianos de Hamás que ejecutaron a quemarropa uno a uno a los ocupantes, salvo a dos que consiguieron huir.

Éstos, a pesar de conseguir huir hacia la valla de separación entre la franja de Gaza e Israel, fueron disparados por soldados hebreos que pensaron iban a ser atacados cerca de Karni. Un portavoz del Ejército confirmó la muerte de uno de los milicianos palestinos, el otro, dijo, resultó herido al acercase a la valla.

A primera hora de la mañana, según el diario israelí 'Haaretz' resultó abatido otro miliciano de Hamás a manos de simpatizantes armados de Al Fatá.

Horas después, ya por la tarde, un miembro de Al Fatá murió en un ataque perpetrado contra la sede de la Seguridad Preventiva, ubicada en el barrio de Tel al-Hawa.

Transcurridas apenas dos horas, otros dos miembros de Hamás fueron abatidos y otro miliciano del Movimiento de Resistencia Islámico fue asesinado en ciudad de Gaza.

Además, otro palestino murió hoy a consecuencia de las heridas que recibió en un enfrentamiento librado con anterioridad, según 'Haaretz', sin poder confirmar a qué facción palestina estaba afiliado. Según el citado rotativo, otros 17 palestinos han resultado además heridos.

EGIPTO

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, trasladó a Abbas, en conversación telefónica, que los enfrentamientos acaecidos en la franja de Gaza han "traspasado la línea roja" y urgió a que ambas partes cesen sus hostilidades.

Fuentes occidentales constataron poco después que cientos de milicianos leales a Al Fatá --hasta 450-- han entrado en la franja de Gaza procedentes de Egipto en un posible intento por apoyar a su partido en la lucha contra Hamás, algo negado por Al Fatá.

Según las mismas, el paso fronterizo de Rafá --que separa la franja de Gaza de Egipto-- fue reabierto con el consentimiento de las autoridades israelíes únicamente en dirección entrada a la franja de Gaza. Una vez que entraron todos los efectivos del partido de Abbas, el paso fue de nuevo cerrado.

ISRAEL

Por otra parte, el ministro de Defensa israelí, Amir Peretz, mantuvo hoy consultas pertinentes en materia de seguridad con altos cargos del Ejército y de los servicios secretos internos --el Shin Bet-- después de que varios cohetes Qassam impactaran contra la población hebrea de Sderot, causando al menos cuatro heridos, y que obligaron a cerrar las escuelas en la ciudad.

"Israel no puede ni tolerará la continuidad de ataques con cohetes Qaasam contra sus ciudadanos", aseguró David Baker, funcionario de la oficina del primer ministro hebreo, Ehud Olmert. "Hoy (por ayer) hemos visto impactos directos contra una casa israelí y una escuela", denunció y subrayó que "Israel está preparado para tomar las medidas necesarias para impedir esto y salvaguardar las vidas de sus ciudadanos".

Poco después del lanzamiento de Qassam contra territorio israelí --hasta 16 fueron lanzados ayer, de los que ocho impactaron en Sderot--, la Fuerza Aérea israelí disparó contra zonas despobladas del norte de Gaza, sin que se registraran víctimas ni heridos.

Un portavoz del Ejército calificó dichos disparos de elemento "disuasorio" encaminado a impedir el lanzamiento de más cohetes contra las poblaciones israelíes fronterizas con la franja de Gaza.