Actualizado 30/05/2007 22:17 CET

O.Próximo.- El jefe de la delegación de Hamás critica a Al Fatá por obstaculizar el Ejecutivo de unidad palestino

El CAIRO, 30 May. (EP/AP) -

El que fuera ministro del Interior palestino en el anterior Ejecutivo de Hamás y actual jefe de la delegación del partido desplazada a El Cairo, Said Siam, arremetió contra la facción Al Fatá, afín al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, por obstaculizar las labores del Gobierno de unidad nacional palestino que acordaron formar Hamás y Al Fatá en La Meca el pasado febrero.

Asimismo, denunció --sin nombrarlas-- a las "fuerzas exteriores" que han armado y entrenado a unidades militares de Al Fatá, incluida la potente Guardia Presidencial de Abbas, para luchar contra el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás). "Quieren reforzar la Guardia Presidencial y las milicias a expensas de Hamás. Quieren destruir a Hamás", lamentó.

Siam criticó que Mohammed Dahlan, uno de los principales jefes de seguridad de Al Fatá en la Franja de Gaza y destacado asesor de Abbas, es quien ha orquestado la lucha contra Hamás. "Dahlan está detrás de las milicias y los mercenarios que están detrás del caos", insistió.

Siam encabeza la delegación de diez miembros de Hamás desplazada a El Cairo para negociar --bajo el auspicio de Egipto-- con representantes de Al Fatá la posibilidad de poner fin a los enfrentamientos fraticidas, ya que a pesar de que ambas formaciones alcanzaron hace dos semanas una tregua, la tensión permanece alta. Otros delegados de Hamás llegaron ya ayer a El Cairo procedentes de Damasco.

Por su parte, fuentes oficiales egipcias confirmaron que los enviados especiales del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) se entrevistarán hoy con el jefe de Inteligencia egipcia, Omar Suleiman.

Egipto, país mediador en el conflicto israelo-palestino, a pesar de haber reconocido la semana pasada que entrenó a alrededor de 500 agentes de seguridad palestinos bajo el mando de Al Fatá, rechazó que se haya aliado con dicha facción en detrimento de Hamás.

Por su parte, el primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, manifestó su deseo desde Gaza de que las negociaciones en Egipto se traduzcan en "entendimientos reales y se cierre la puerta dolorosa" de las refriegas internas y por el contrario "se abra la ventana para compartir realmente el poder".