Actualizado 16/06/2007 11:04 CET

O.Próximo.- Roed-Larsen dice que el "golpe de Estado" de Hamás es un "mazazo" para la creación de un estado palestino

NUEVA YORK, 16 Jun. (EP/AP) -

El que fuera enviado de la ONU para Oriente Próximo, Terje Roed-Larsen, consideró que el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha llevado a cabo "un golpe de Estado de facto" contra el Gobierno elegido democráticamente en la Franja de Gaza, que supone un serio "mazazo" a la creación de un estado palestino, con implicaciones para toda la región. Roed-Larsen, que ahora preside la Academia Internacional para la Paz y es enviado de Naciones Unidas para asuntos de Líbano y Siria, consideró que la maniobra de Hamás para controlar la Franja de Gaza es "un momento destacable en la historia de Oriente Próximo y en la historia de los conflictos de Oriente Próximo". "Hemos tenido una contienda intra árabe, de hecho, una guerra civil en Gaza, que ha llevado a un golpe de Estado de facto", afirmó en una entrevista. "Esto ha forzado a una nueva agenda en la mesa de la Liga Arabe y del mundo árabe, así como en toda la comunidad internacional", agregó.

"Ahora tenemos un mini Estado de facto en Gaza, después del golpe de Estado dirigido por el ex primer ministro (Ismail Haniyeh) y tenemos un presidente legítimo y elegido democráticamente, Mahmud Abbas, y su recientemente nombrado primer ministro (Salam Fayyad), en Ramala y Cisjordania", explicó el diplomático.

Roed-Larsen consideró que las acciones de Hamás han sido "completamente contraproductivas a las justas aspiraciones del pueblo palestino" y el más serio mazazo al establecimiento de un Estado palestino".

Ahora, estimó, es "de suma importancia" que la comunidad internacional emprenda una campaña diplomática que incluya a los Estados árabes moderados Europa y Estados Unidos, bajo la legitimidad de Naciones Unidas.

"Sólo una alianza así tendrá la posibilidad de impedir una mayor proliferación de la violencia", afirmó el diplomático, que estuvo 12 años al frente de los esfuerzos de la ONU por resolver el conflicto palestino israelí. En el corazón de esta alianza debería estar la Iniciativa de Paz Arabe y la 'Hoja de ruta' para la paz, dijo. "El tiempo corre y ahora nos estamos enfrentando probablemente a la última posibilidad de probar que la mesa de negociaciones es una herramienta mejor que el cañón de un arma para que los palestinos alcancen sus aspiraciones", apuntó.