Actualizado 26/09/2022 17:15

Orbán vuelve a cargar contra Bruselas por las sanciones impuestas por la UE contra Rusia

Archivo - El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán
Archivo - El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán - Kyle Mazza/TheNEWS2 via ZUMA Pre / DPA - Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha vuelto a cargar este lunes contra las sanciones impuestas por la Unión Europea a Rusia, asegurando que la economía rusa se ha fortalecido y que Rusia ha ganado 158.000 millones de euros por las exportaciones de energía.

"Los burócratas de Bruselas prometieron que estas sanciones perjudicarían a Rusia, no a Europa. Podemos decir con seguridad que los europeos se han vuelto más pobres debido a las sanciones y que Rusia no se ha puesto de rodillas", ha declarado, añadiendo que "el rublo se ha fortalecido".

Orbán ha enfatizado que "no se puede jugar con el destino" de las economías nacionales y de "millones de personas". "No es de extrañar que gente enfadada esté reemplazando uno a uno a los líderes pro-sanciones de Europa", ha sentenciado, agregando la expresión 'avanti ragazzi' (adelante, muchachos), en clara referencia a las elecciones italianas, en las que ha triunfado la ultraderechista de Giorgia Meloni.

De esta forma, ha acusado a los "burócratas" de Bruselas de imponer las sanciones económicas al resto de países de Europa. "Si se quedan sin argumentos, entonces acusarán al país en cuestión, por ejemplo a nosotros, de violar los valores europeos", ha dicho.

El primer ministro de Hungría ha indicado también que "serán los primeros en Europa en pedir la opinión de la gente en el marco de una consulta nacional" con respecto a las sanciones, ya que "afecta a la vida de todas las familias", según ha recogido el diario 'Magyar Hirlap', afín al Gobierno.

Orbán también se pronunció en contra de las sanciones el pasado 22 de septiembre, el mismo día en que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, de quien ha sido aliado estos últimos años, anunciase la llamada a filas de 300.000 reservistas y amenazase con utilizar armamento nuclear.

La posición húngara ha retrasado o bloqueado la imposición de sanciones durante estos últimos meses, de tal manera que Budapest consiguió, por ejemplo, una exención particular en el embargo impuesto sobre el petróleo ruso. Las decisiones en el seno de la UE requieren de unanimidad, por lo que el aval de Hungría es imprescindible.

Más información