1 de abril de 2020
 
Publicado 27/02/2020 9:56:46 +01:00CET

La Organización para la Cooperación Islámica condena la "alarmante violencia contra los musulmanes en India"

Cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) en 2019
Cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) en 2019 - -/Saudi Press Agency/dpa - Archivo

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Organización para la Cooperación Islámica (OCI) ha manifestado este jueves su condena por la "reciente y alarmante violencia contra los musulmanes en India", tras los altercados entre manifestantes partidarios y detractores de la polémica ley de ciudadanía y las fuerzas de seguridad que se han saldado con 32 muertos en Nueva Delhi.

"La OCI condena la reciente y alarmante violencia contra los musulmanes en India, que ha resultado en muertes y lesiones de personas inocentes y ataques incendiarios y vandálicos contra mezquitas y propiedades de musulmanes", ha afirmado la OCI, en un comunicado publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La Organización para la Cooperación Islámica ha mostrado sus "sinceras condolencias" a las familias de las víctimas de estos actos "inhumanos", al tiempo que ha hecho un llamamiento a las autoridades indias para que lleven ante la justicia a los "instigadores" y a los "autores" de estos actos de "violencia antimusulmana" y para que garanticen "la seguridad de todos los ciudadanos musulmanes y la protección de los lugares sagrados musulmanes en todo el país".

La organización ha concluido su mensaje con una etiqueta que señala que los "musulmanes indios están en peligro". La OCI ha reaccionado así tras varios días de intensa violencia en Nueva Delhi por los enfrentamientos entre manifestantes partidarios y detractores de la polémica ley de ciudadanía y las fuerzas de seguridad indias. Los altercados se han saldado hasta la fecha con la muerte de 32 personas, además de la quema de comercios y vehículos y daños en mobiliario urbano.

El Parlamento indio dio en 2019 luz verde a la conocida como ley de ciudadanía, una reforma legal que facilita la nacionalidad para las minorías religiosas llegadas antes de 2015 desde Bangladesh, Pakistán o Afganistán, asumiendo que sufrieron persecución.

La polémica norma, tachada por sus detractores como una ley "antimusulmana", es la última de una serie de medidas impulsadas por el Gobierno liderado por Modi, un nacionalista hindú, en contra de esta comunidad.

El Ejecutivo de Modi, por su parte, ha dicho que la nueva legislación tiene como objetivo ayudar a los cristianos, sijs e hindúes que han sufrido persecución en tres países con mayoría de población musulmana. Esos grupos minoritarios, que durante años han estado sin derechos reconocidos en India, tendrán ahora una vía automática para conseguir la nacionalidad india.

Los musulmanes suponen el 14 por ciento de la población de India y representan la tercera mayor población musulmana del mundo. Esta ley llega después de que el Gobierno indio decidiera retirar el estatuto de autonomía a la Cachemira india, la región de mayoría musulmana cuyo control se disputa con el vecino Pakistán.

Para leer más