La OSCE denuncia más de 300 ataques a periodistas en Ucrania

Publicado 23/05/2014 20:41:34CET

VIENA, 23 May. (Reuters/EP) -

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) ha denunciado este viernes que los periodistas ucranianos están en riesgo por realizar su trabajo y ha pedido a las autoridades competentes que apoyen y protejan a los medios. Según la OSCE, desde que comenzó la crisis política en Ucrania el pasado noviembre, se han registrado cerca de 300 casos de violencia contra los trabajadores de los medios.

La OSCE ha publicado un listado de las agresiones vividas por los periodistas que incluyen asesinatos, asaltos, secuestros, detenciones, encarcelamientos, amenazas y actos de intimidación. El informe también denuncia que a los reporteros se les han destruido sus equipos y que las retransmisiones se han cortado.

La representante para la libertad de los medios de la OSCE, Dunja Mijatovic, ha pedido en un comunicado que "la manipulación de los medios y de la información de guerra" tiene que parar. "No hacerlo avivará el conflicto y contribuirá a un aumento de la crisis", ha añadido.

Ucrania ha sufrido divisiones antes y después del derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich en febrero. Como consecuencia, el movimiento separatista prorruso defendió la anexión de Crimea a Rusia. Las revueltas se siguen repitiendo y a dos días de las elecciones presidenciales, que los rebeldes ya han anunciado que interrumpirán, al menos ocho agentes de seguridad ucranianos han muerto y 18 personas han resultado heridas en un enfrentamiento nocturno con los separatistas en el este.

El documento difundido este viernes sigue a un informe de valoración de los Derechos Humanos realizado por la Oficina para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE y por el Alto Comisionado para las Minorías Nacionales de esta organización en el que se encontraron graves violaciones en Ucrania. El análisis realizado entre marzo y abril, a petición del Gobierno interino de Ucrania, ha detallado casos de asesinato, asaltos, intimidación y dispersiones forzadas.

Según el informe, "las víctimas eran principalmente activistas pro Maidán y periodistas, y en Crimea también el personal militar y los miembros de la comunidad tártara". El Maidán de Kiev, o plaza de la Independencia, es el lugar en el que se iniciaron las protestas contra Yanukovich a finales del año pasado.

Rusia ha criticado el informe, que considera "sesgado", y ha culpado a los grupos de apoyo mercenario y a los grupos de "autodefensa" por instigar la violencia, particularmente, en el este de Ucrania. Por su parte, la OSCE niega un incremento de la intolerancia o una escalada de violencia contra la población rusoparlante.

Para leer más