La OTAN aplaza su informe sobre el bombardeo al hospital en Kunduz, Afganistán

Actualizado 24/10/2015 18:58:57 CET
Hospital de MSF atacado en Kunduz
MSF

WASHINGTON, 24 Oct. (Reuters/EP) -

El secretario de Defensa de EEUU, Ash Carter, ha anunciado este sábado el aplazamiento de la publicación del informe de la OTAN del bombardeo estadounidense sobre un hospital de Médicos sin Fronteras en Kunduz (Afganistán), el pasado 3 de octubre, para contar con el mayor tiempo posible para verificar los hechos que presentará ante la Alianza Atlántica.

El secretario señaló en rueda de prensa llevada a cabo el pasado viernes en Washington que el comandante de las fuerzas internacionales en Afganistán, el general John Campbell, no había completado aún el informe de las bajas civiles en el hospital.

"Queremos terminar con esto, quiero que él lo tenga listo, pero queremos hacerlo todo absolutamente perfecto" añadió. El hospital fue alcanzado por el bombardeo americano mientras las fuerzas afganas trataban de recuperar el control de la ciudad de manos de los insurgentes talibán.

MSF, que ha reclamado una investigación internacional independiente, ha hecho público un balance de bajas, en el que ascienden a 13 los miembros del equipo de MSF y a 10 los pacientes fallecidos, mientras que tres más, uno de MSF y dos pacientes respectivamente, se presumen muertos.

Asimismo se están realizando esfuerzos para identificar otros siete cuerpos encontrados en las ruinas y que han procedido a ser enterrados, en el que es ya uno de los peores accidentes de este tipo en los 14 años de conflicto en el país.

Estados Unidos declaró que el hospital fue alcanzado por error pero ha aceptado la responsabilidad del accidente y ha lanzando una investigación más amplia liderada por un general y dos generales de brigada cuyos resultados verán la luz más adelante.

El examen de la OTAN de las víctimas civiles se está llevando a cabo de manera independiente de la investigación estadounidense. "Ambas investigaciones continúan estudiando un conjunto de potenciales errores humanos, fallos en el proceso y deficiencias técnicas, que pudieron haber contribuido al erróneo bombardeo del hospital" declaró el general de brigada, Wilson Shoffner, portavoz de la Misión de Apoyo Resolutivo.

Para leer más