Actualizado 14/01/2013 13:33 CET

La OTAN apoya la intervención francesa en Malí

BRUSELAS, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha manifestado su apoyo a la intervención militar de Francia en Malí para ayudar a frenar el avance de los grupos rebeldes islamistas, que controlan el norte del país, pero ha dejado claro que como tal la Alianza Atlántica no está implicada en la operación militar.

La Alianza ha saludado la "acción rápida" de Francia "para repeler la ofensiva de los grupos terroristas" en el país africano y espera "que tales esfuerzos ayuden a restablecer el Estado de Derecho en Malí y también a reducir las amenazas que plantean las organizaciones terroristas", ha explicado en rueda de prensa la portavoz aliada, Oana Lungescu.

"Saludamos los esfuerzos de la comunidad internacional en apoyo a la implementación de la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas 2085", ha afirmado.

La portavoz ha dejado claro no obstante que la OTAN como tal "no está implicada" en la intervención militar en Malí, tras ser preguntada sobre si los aliados se plantean enviar los aviones AWACS de reconocimiento de la Alianza para contribuir a vigilar la situación sobre el terreno y aportar así inteligencia.

"No ha habido petición (de ayuda) a la OTAN ni ninguna discusión dentro de la OTAN sobre esta crisis", ha precisado Lungescu. "La Alianza como tal no está implicada en esta crisis. Pero por supuesto la situación en Malí es de grave preocupación para todos nosotros porque amenaza la seguridad y estabilidad del país, la región y más allá", ha aclarado la portavoz aliada.

El comandante supremo responsable de la Transformación de la OTAN y ex jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire francés, general Jean-Paul Paloméros, también ha dejado claro que se trata de "una operación nacional en apoyo a Malí", decidida por el Gobierno francés. "La OTAN no está implicada en esto", ha corroborado.

"Estoy muy orgulloso de que Francia está asumiendo su parte plena en la lucha contra el terrorismo en esta parte del mundo. Apoyo plenamente a los hombres y mujeres a cargo de esas operaciones y que están participando en estas operaciones", ha apostillado el general galo.

La intervención francesa en Malí comenzó este viernes cuando su Fuerza Aérea atacó a un convoy islamista que se dirigía a la capital maliense, Bamako. Desde entonces, ha ayudado a las fuerzas locales a recuperar la ciudad de Konna y ha bombardeado los bastiones islamistas en la ciudad de Gao.

Reino Unido se ha sumado a la operación con dos aviones de transporte militar para prestar "apoyo logístico militar" a las tropas galas facilitando el "transporte rápido de soldados y equipamiento", mientras que Bélgica también estudia prestar apoyo logístico.

Funcionarios estadounidenses han revelado a la agencia de noticias Reuters que Estados Unidos está apoyando en materia de transportes y comunicaciones la operación francesa. Las fuentes han detallado que dicho respaldo incluye el intercambio de información de Inteligencia, para lo cual la Casa Blanca está sopesando enviar a Malí un pequeño grupo de aviones no tripulados ('drones').

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) también participa en el operativo militar. Se espera que en las próximas horas llegue el primer grupo de los 3.300 efectivos que la organización regional prevé desplegar en Malí.