La OTAN pide a EEUU y Turquía que resuelvan "cualquier diferencia" y un frente común contra Estado Islámico

Publicado 14/01/2019 17:20:49CET

BRUSELAS, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha instado este lunes a Estados Unidos y a Turquía a resolver "cualquier diferencia" entre ellos y ha insistido en el interés de "todo el mundo" en que el frente común contra el Estado Islámico sea "lo más eficaz posible" tras el último cruce de acusaciones entre ambos aliados.

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó el domingo con "devastar económicamente" a Turquía si Ankara decide atacar a los kurdos en Siria.

El ministro de Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, le ha replicado este lunes asegurando que "Ankara no teme las amenazas del presidente Trump" pero consideró que socios estratégicos "no deben comunicarse a través de las redes sociales". Y ha dicho que Ankara "no se opone" a la posible creación de una zona segura en la frontera con Siria, como ha planteado Estados Unidos.

"Estados Unidos y Turquía han sido aliados comprometidos de la OTAN durante décadas y han trabajado juntos para responder a los desafíos de seguridad más urgentes", ha afirmado una fuente oficial de la Alianza Atlántica.

Por ello, la OTAN ha celebrado "los contactos directos entre Washington y Ankara para resolver cualquier diferencia" y ha insistido en que "está en el interés de todo el mundo" que la lucha común contra Estado Islámico "sea lo más eficaz posible".

"La OTAN no está presente sobre el terreno en Siria, pero continuaremos evaluando la situación de seguridad en la región y sus consecuencias para la Alianza", ha precisado la fuente, preguntada por el impacto de la salida de Estados Unidos de Siria en el plano de seguridad para los aliados o en el frente migratorio.

Trump no ha dado un calendario para la retirada del país árabe, que anunció en diciembre en contra de las recomendaciones de su cúpula de seguridad y sin consultar al Congreso o a los aliados de la coalición internacional que encabeza Estados Unidos. La decisión llevó a dimitir al secretario de Defensa, James Mattis.

Los preparativos a su vez para la ofensiva turca contra las milicias kurdo-sirias --que sería respaldada por grupos rebeldes sirios apoyados por Ankara-- se han acelerado después de que Estados Unidos anunciara que retirará a sus militares desplegados en el país árabe.

La semana pasada, el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha reclamado a Turquía que no ataque a las YPG --principales integrantes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Washington-- tras la retirada de las tropas estadounidenses.

"La Unión Europea considera al PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) como una organización terrorista", ha asegurado por su parte la portavoz del servicio diplomático europeo, Maja Kocijancic, para justificar la decisión por "unanimidad" de los 28 de mantener al grupo en la lista de organizaciones terroristas de la UE la semana pasada.

Contador