Los padres de Madeleine recurren al abogado que evitó la extradición de Pinochet

Actualizado 10/09/2007 20:13:20 CET

LONDRES, 10 Sep. (OTR/PRESS) -

Los padres de Madeleine McCann, desaparecida en Portugal hace cuatro meses, se han puesto en contacto con el abogado Michael Caplan, reconocido por su actuación en el caso Pinochet después de lograr evitar la extradición del dictador desde Reino Unido. Y es que, aunque los McCann son sospechosos, dependerá de la Fiscalía la realización de más interrogatorios o incluso una posible imputación. Entre tanto, los servicios sociales británicos analizan las consecuencias de esa situación, especialmente en relación con los hijos gemelos del matrimonio.

Kate y Gerry McCann han pasado de recurrir a personalidades públicas para llamar la atención sobre la desaparición de su hija a consultar a abogados que les faciliten su situación legal, después de que la policía portuguesa les colgase el cártel de "sospechosos" el viernes y de forma previa a que la Fiscalía determine si les requiere de nuevo para más interrogatorios o les imputa algún cargo en la desaparición.

Así, y según informaciones del diario 'Daily Mail' recogidas por OTR/Press, el matrimonio consultó a Michael Caplan, letrado de reconocido prestigio y defensor del dictador Pinochet ante la petición de extradición interpuesta sobre él por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Caplan consiguió evitar su traslado en base a la delicada situación de salud del ex dirigente argentino.

Y por si su situación judicial fuese poco, a los McCann se les puede complicar aún más la familiar. La Policía británica y los servicios sociales del Reino Unido mantuvieron hoy una reunión para discutir el futuro de la familia tras su vuelta a la localidad de Rothley, considerando especialmente a los gemelos de dos años, tal y como informó 'Daily Mail'.

TURNO DEL FISCAL

La Policía portuguesa trabajó durante estos días, incluido hoy, para remitir a la Fiscalía todo el expediente del caso, de tal forma que el Ministerio Público determine finalmente si las sospechas se transforman en imputaciones tanto para los McCann como para su compatriota Robert Murat, cuya participación también analizan los investigadores.

Pese a que el matrimonio no quiso realizar ninguna declaración a los medios de comunicación que se agolpaban hoy en el exterior de su vivienda, sí comentaron el estado de la pareja algunos de sus familiares. De esta forma, el tío de Kate McCann, Brian Kennedy, subrayó que "se mantienen extremadamente bien". "Pese al dolor de volver a Reino Unido sin Madeleine, no significa que vayamos a dejar de buscarla", añadió.

Por su parte, la hermana de Gerry McCann, Philomena, confirmó la búsqueda de ayuda legal y destacó el débil estado emocional de la pareja, un día después de que regresasen a Inglaterra de forma inesperada. "Kate es una mujer muy fuerte y emocionalmente", afirmó, confiando en que la vuelta a casa les permita a ambos "parar y retomar el camino de nuevo".