Pakistán.- Una mujer y dos hombres mueren lapidados en el noroeste de Pakistán acusados de adulterio

Actualizado 15/03/2007 14:55:07 CET

PESHAWAR (PAKISTÁN), 15 Mar. (EP/AP) -

Una mujer y dos hombres han muerto lapidados y tiroteados en aplicación de la sentencia que emitió un tribunal tribal del noroeste de Pakistán, que los halló culpables de adulterio, según explicó hoy un funcionario de la región. Este tipo de prácticas, que se realiza al margen de la legalidad del Gobierno paquistaní, se producen en contadas ocasiones.

Miembros del grupo yihadista Lashkar-Islam encontraron el pasado lunes a los tres fallecidos --ella, Taslima, y los dos hombres, Nurallah y Shehzad-- en una casa de la localidad de Belod, perteneciente a la tribu de Jyber y cercana a la frontera con Afganistán, según explicó el responsable del Gobierno local Fazel Mehmud. Posteriormente fueron llevados a un tribunal tribal, o yirga, que el miércoles les declaró culpables de adulterio.

Como castigo fueron expuestos con las manos atadas en un campo abierto donde se reunieron más de 100 personas, algunas de los cuales arrojaron piedras contra los fallecidos. Finalmente, unos hombres armados con fusiles les dispararon hasta la muerte, según Mehmud, quien precisó que el ajusticiamiento se produjo ayer.

El Gobierno paquistaní no puede controlar la gestión que en el noroeste del país dirigen los pastunes. Esta etnia, que posee una ultraconservadora visión del Islam, aplica sus propias leyes al margen del código paquistaní. En cualquier caso, este tipo de castigos ejemplares son muy infrecuentes.

El caso de Mujtar Mai, quien fue lapidada en 2002 después de que su familia denunciara que mantuvo relaciones con otra mujer, fue muy relevante. Su lapidación transcendió y se ha convertido en un símbolo en la lucha por los derechos de la mujer.