Pakistán.- Musharraf promete elecciones generales y restaurar la Constitución

Actualizado 03/11/2007 22:07:27 CET

ISLAMABAD, 3 Nov. (EP/AP) -

El presidente de Pakistán, el general Pervez Musharraf, prometió hoy que las próximas elecciones generales, previstas en un principio para enero de 2008, se celebrarán finalmente y que, tras las mismas, se restaurarán las garantías democráticas suspendidas hoy tras la declaración del estado de emergencia. El general aseguró que el país vive una coyuntura "peligrosa" y que los extremistas islámicos estaban amenazando la autoridad del Gobierno.

Durante el discurso, emitido por la televisión estatal Pakistan TV, Musharraf culpó a ciertos "elementos" islamistas y acusó a algunas emisoras de televisión privadas de contribuir al estado de incertidumbre.

Musharraf compareció vestido de civil y pronunció su discurso con firmeza y calma. "En mis ojos veo con dolor que algunos elementos están poniendo obstáculos en el camino de la democracia. Creo que este caos está siendo creado por interés personal y para dañar a Pakistán", afirmó.

Musharraf, que llegó al poder gracias a un golpe de Estado en 1999, ha visto cómo en los últimos meses la judicatura y la insurgencia islamista ha debilitado su Gobierno. En su discurso Musharraf acusó a los jueces de "trabajar en dirección distinta al Ejecutivo" y de "debilitar la resolución del Gobierno" en el combate del terrorismo.

"Los extremistas pululan abiertamente", dijo tras asegurar que 61 terroristas habrían sido liberados por orden de los tribunales en unas acusaciones que acusan al hoy depuesto presidente del Tribunal Supremo, Iftijar Mohamed Chaudhry, quien habría presionado para lograr la liberación de sospechosos contra los que no se había presentado cargos. "Nadie sabe si uno de estos hombres liberados están tras los últimos atentados con bomba", especuló Musharraf.

El pasado 18 de octubre un atentado dirigido contra los seguidores de la ex primera ministra y dirigente opositora Benazir Bhutto acabó con la vida de más de 140 personas. Éste fue el más mortífero de los atentados perpetrados en las últimas semanas.

Musharraf también acusó a algunas cadenas de televisión independientes de haber contribuido a la atmósfera de incertidumbre. Hoy mismo, tras la declaración del estado de emergencia, fue cancelada la emisión de las emisoras no estatales.