Publicado 23/02/2021 17:23CET

La pandemia provoca una caída de un 73% de la migración desde el Cuerno de África a países del Golfo

Archivo - Migrantes caminando por la costa de Shabwah, en Yemen
Archivo - Migrantes caminando por la costa de Shabwah, en Yemen - OIM - Archivo

MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de COVID-19 ha acarreado una disminución de un 73 por ciento en la migración desde el este de África y el Cuerno de África hacia los países del Golfo en 2020, según datos publicados este martes por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En concreto, los datos recabados por el organismo dependiente de Naciones Unidas muestran que 138.213 personas atravesaron Yemen para alcanzar el Golfo Pérsico en 2019, mientras que en 2020 han hecho lo propio 37.537 personas.

Las devoluciones forzadas desde Arabia Saudí también han disminuido significativamente, pasando de cerca de 121.000 migrantes etíopes devueltos en 2019 a 37.000 en 2020.

La OIM ha destacado que estos datos son "significativos" porque la migración africana a través de Yemen para alcanzar el Golfo Pérsico ha sido "alta" durante los últimos cuatro años, cifras que se dan a pesar de los riesgos para la seguridad en Yemen, país que los migrantes han de atravesar para llegar a Arabia Saudí, entre otros.

No obstante, a pesar de la reducción de la migración en 2020, los riesgos en esta ruta migratoria se han incrementado. La OIM ha enumerado, entre otras, más detenciones y más explotación.

Por otro lado, la OIM también ha subrayado que el cierre de fronteras por la pandemia de COVID-19 ha dejado a miles de trabajadores varados y muchos de Yibuti, Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán y Uganda se enfrentan a explotación por parte de traficantes de personas cuando tratan de regresar a sus países de origen.

Contador