Publicado 16/12/2021 15:39CET

La pandemia provoca una diferencia "récord" entre los llamamientos de ayuda y los fondos entregados

MSF y el IECAH presentan el informe 'La acción Humanitaria en 2020-2021: La pandemia retrasa las reformas necesarias'
MSF y el IECAH presentan el informe 'La acción Humanitaria en 2020-2021: La pandemia retrasa las reformas necesarias' - EUROPA PRESS

MSF habla de "crónica de una desigualdad anunciada" por los problemas de acceso "equitativo" a las vacunas

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La pandemia de coronavirus ha provocado una diferencia "récord" entre los llamamientos internacionales de ayuda humanitaria y los fondos desembolsados, lo que ha provocado un "estancamiento" de la misma que ha acentuado los riesgos preexistentes, según han indicado este jueves Médicos Sin Fronteras (MSF) y el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

En su informe 'La acción humanitaria en 2020-2021: la pandemia retrasa las reformas necesarias', han destacado que muchos de estos recursos se han reorientado hacia una mitigación de las consecuencias de la pandemia pese al aumento de los llamamientos de la ONU para obtener unos fondos que sólo se han financiado en un 52%.

Así, han explicado que la ONU lanzó una cifra récord de 55 llamamientos, un 27% más que en 2019, si bien los fondos han estado en cifras similares a 2019. De esta forma, nunca se había registrado una diferencia así entre las solicitudes y las entregas.

El informe contempla que la cifra de personas en situación de emergencia en 2020 fue de 243,8 millones, 19 millones más que en 2019, mientras que la lista de países identificados como necesitados de ayuda de primera necesidad por la ONU pasó de 65 a 75.

Así, apunta a que "la concentración geográfica de dónde se necesita esa asistencia es cada vez mayor", con más de la mitad de esos 243,8 millones de personas viviendo en tan solo nueva países. Por contra, los fondos destinados a ayuda humanitaria en 2020 se mantuvieron en los 30.900 millones de dólares, confirmando un estancamiento que viene dándose desde 2018. "Dentro de los llamamientos exclusivamente relacionados con la respuesta a la COVID-19, el porcentaje de financiación fue aún más bajo, con sólo un 40% de los fondos asegurados", dice.

Jesús Núñez, codirector del IECAH, ha recordado que "la situación ya no era en absoluto ideal" antes de la pandemia" y ha explicado que "la concentración de la atención (...) ha significado el olvido de muchos otros focos de conflicto y crisis humanitarias".

Además, ha apuntado a "una clara disminución del esfuerzo realizado" para "prevenir conflictos violentos" y "responder a conflictos que han estallado durante este periodo", y ha lamentado el "enorme desajuste" entre los riesgos y la falta de respuestas multidimensionales. De esta forma, ha hablado de problemas de "gestión de la globalización" y de que organismos como la ONU "resultan cada vez más anacrónicos".

Francisco Rey, codirector del IECAH, ha dicho que la pandemia "ha venido a agravar la situación humanitaria de muchos contextos de crisis que ya vivían situaciones muy difíciles". "Necesidades crecientes, respuestas cada vez más insuficientes", ha resumido.

Rey ha tildado de "moralmente inaceptable", "contradictorio" y "paradójico" que los fondos no hayan aumentado y ha destacado que "los organismos internacionales parece que están tocando techo en la respuesta a las crisis".

DESIGUALDAD EN EL ACCESO A LAS VACUNAS

Raquel González, responsable de Relaciones Institucionales de MSF, ha mostrado una "enorme" preocupación por la "crónica de una desigualdad anunciada" por los problemas de acceso "equitativo" a las vacunas. "Hoy, en diciembre de 2021, se han producido alrededor de 7.900 millones de vacunas. Casi podría estar vacunada con una primera dosis un 80% de la población mundial", ha asegurado.

"El 73% de esas vacunas se han puesto en países de rentas altas y medias. Sólo el 0,8% se ha puesto en países de rentas bajas", ha criticado, antes de añadir que "es inconcebible (...) que se estén implementando terceras dosis de refuerzo cuando en muchos países ni siquiera el personal sanitario o los grupos más vulnerables están vacunados".

Así, ha destacado "el sistema actual" y "el 'statu quo' comercial" limitan que el conocimiento y la tecnología "pudieran haber sido compartidos" y ha defendido "la busca de una exención temporal de algunos acuerdos de propiedad intelectual" en la OMC".

Asimismo, ha señalado que los sistemas de los países de rentas bajas se han visto "totalmente arrasados" por la COVID-19 y ha añadido que, si bien han recibido donaciones, la falta de apoyo a planes de vacunación han impedido campañas "en tiempo y forma".

"Seguimos confiando en que la comunidad internacional de alguna manera reaccione, de alguna manera establezca flexibilidades temporales para dar una mayor cobertura en términos de salud pública a la pandemia", ha dicho González.

Por otra parte, ha manifestado que el COVAX es una herramienta "excelente" que, sin embargo, no ha cumplido con sus objetivos y ha recordado que en 2020 se habló de entregar 2.000 millones de dosis, cifra que fue reducida en 2021 a 1.400 y que en octubre ascendía a 400 millones. González ha dicho además que "una pandemia global no se soluciona donando vacunas".

LUCHA CONTRA EL TERRORISMO Y MIGRACIÓN

En otro orden de cosas, ha apuntado a una "tendencia peligrosa" en la llamada "guerra contra el terror". "Lo que vemos todos los días y lo que está ocurriendo es que está poniendo en riesgo el trabajo humanitario independiente, imparcial y neutral", ha alertado.

De esta forma, ha dicho que la retórica existente "integra tanto a esos grupos armados como a esa población civil en un todo", por lo que esta población es "demonizada", al tiempo que se "criminaliza" y "pone bajo sospecha" a las ONG en estas zonas.

González ha señalado que "esto hace muchísimo daño" porque "obstruye" la entrega de ayuda y ha pedido exenciones humanitarias en unos contextos en los que esta postura "añade sal a una herida de una situación enormemente compleja".

Asimismo, Núñez ha dicho que el campo de la migración es "uno de los más penosos" y ha criticado que al final de la Segunda Guerra Mundial "había seis muros físicos", mientras que en la actualidad "hay más de 60", lo que a su juicio "es un rasgo más del cortoplacismo" en la toma de decisiones.

"Entendemos claramente que no hay ningún muro que pueda detener la desesperación", ha manifestado, antes de pedir "una reforma del modelo migratorio de la UE" y criticar que las políticas "se centren en crear más muros, potenciar Frontex y pagar los servicios prestados a Erdogan o Mohamed VI para que sigan controlando la puerta de entrada".

Asimismo, Rey ha apuntado que la mayor parte de los flujos migratorios son "mixtos" y que "no hay una diferencia tan clara entre un demandante de asilo, un refugiado y una persona que huye por el cambio climático", por lo que ha tildado de "obsoletos" los marcos vigentes desde 1951.

AUMENTO DE LA ACCIÓN HUMANITARIA DE ESPAÑA

En el caso de España, la Ayuda Oficial al Desarrollo en 2020 fue de 2.603 millones de euros, un aumento "imperceptible" del 0,07%, con un peso del 0,23% del PIB, muy por debajo del compromiso del Gobierno de llegar al 0,5% en 2023.

En el caso de la acción humanitaria española, la cifra aumentó un 55% hasta alcanzar los 96 millones de euros. "En el ámbito humanitario sí que ha habido un crecimiento muy significativo de más del 50% porque partíamos de cifras muy bajas, pero hay que reconocer el esfuerzo humanitario", ha dicho Rey.

"Sin embargo, en el debe hay que destacar que la reforma del conjunto de la cooperación para el desarrollo y la acción humanitaria no ha avanzado", ha manifestado, antes de agregar que "en estos dos años, el proceso se está viendo ralentizado por los efectos de la pandemia, los cambios en los responsables, la falta de continuidad y de claridad por parte de la Administración y los partidos sobre el alcance y las prioridades de esta reforma".

Por su parte, González ha felicitado a España y al CSIC "por compartir en el C-TAP un nuevo tratamiento diagnóstico" frente al coronavirus, en lo que ha descrito como un modelo a seguir para facilitar la lucha contra la pandemia.

Para leer más