Pekín pone condiciones para permitir una visita de la ONU a la región de Xinjiang

Mujeres uigures abandonan un centro en Kashgar (Xinjiang)
REUTERS / THOMAS PETER
Publicado 07/01/2019 11:16:13CET

PEKÍN, 7 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno chino ha asegurado este lunes que está dispuesto a permitir que representantes de la ONU visiten la región de Xinjiang, foco de preocupación internacional por los campos de 'reeducación' para uigures, siempre y cuando la organización cumpla una serie de condiciones.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores, Lu Kang, ha afirmado en rueda de prensa que todas las partes, incluida la ONU, son bienvenidas en China, pero ha advertido de que es necesario cumplir una serie de requisitos, empezando por seguir los protocolos para viajes.

Asimismo, ha abogado por "evitar interferir en los asuntos domésticos" y adoptar una actitud neutral y objetiva, después de que Pekín haya denunciado intenciones políticas en una serie de informes que avalan las violaciones de los Derechos Humanos cometidas contra las minorías musulmanas.

En agosto, un grupo de expertos de la ONU denunció que al menos un millón de personas estarían encerradas en lo que parecía un "campo de internamiento masivo" y un grupo de 15 embajadores occidentales ha solicitado un encuentro con la principal autoridad de la región, en un gesto poco frecuente.

El Gobierno chino, entretanto, ha organizado una visita de otros 12 embajadores, así como de un pequeño grupo de periodistas, a tres instalaciones que las autoridades describen como centros de formación. En ellos, los uigures aprenden en mandarín los peligros de la ideología extremista, según comprobó un reportero de Reuters.

Contador