Actualizado 22/12/2007 21:33 CET

Perú.- La oposición pide a la nueva ministra de Justicia que retire que Fujimori sea culpable

LIMA, 22 Dic. (EP/AP) -

El diputado fujimorista Carlos Raffo emplazó hoy a la nueva ministra de Justicia peruana, Rosario Fernández, a retractarse de las declaraciones que realizó ayer en las que afirmó que el procesado ex presidente Alberto Fujimori es culpable.

"Creo que Fujimori es culpable. Yo aspiro y espero que el señor Fujimori sea condenado con todo el rigor de la ley", manifestó Fernández ayer viernes, al día siguiente de haber asumido el cargo en sustitución de María Zavala.

"Esperamos la rectificación de la ministra para ver si esto ha sido simplemente un tropezón fruto de su nerviosismo", indicó Raffo en declaraciones a CPN Radio.

Raffo pidió también que el Poder Ejecutivo se desmarque claramente de estas declaraciones y que se pronuncie el presidente del Poder Judicial, Francisco Távara.

El jefe del gabinete ministerial, Jorge del Castillo, indicó hoy sábado a la prensa que el Gobierno ha mantenido una "respetable distancia" con el Poder Judicial, descartando así cualquier presión o injerencia.

Sobre las declaraciones de la ministra dijo que "cuando uno recién entra a la cancha de la política, puede tener alguna frase. ¿Por qué vamos a ser tan exigentes con una dama que recién está entrando en el terreno político?", comentó.

Por su parte, el congresista de la Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), Luis González Posada, recomendó a la ministra tener más "prudencia" a la hora de emitir una opinión.

"La ministra de Justicia debe respetar el proceso con sus comentarios, porque sino se puede dar argumentos para que se diga que se está presionando o intentado politizar el caso", afirmó.

Por otro lado, el abogado de la parte civil en estos casos, Ronald Gamarra, consideró que las declaraciones de Fernández "no significa interferencia alguna porque entiendo que la ministra ha expresado su punto de vista siendo consciente de la independencia y separación de poderes del Estado".

El juicio contra Fujimori comenzó el 10 de diciembre y en el se decidirá sobre tres casos de violaciones contra los Derechos Humanos presuntamente perpetrados durante su mandato como presidente (1990-2000), esto es, por el asesinato de nueve estudiantes y un profesor de la Universidad La Cantuta (1992), la matanza de quince personas en Barrios Altos (1991), y el secuestro de un empresario y un periodista en el sótano del Servicio de Inteligencia del Ejército. Por todo ello la fiscalía ha pedido 30 años de cárcel.