Petróleo.- El precio del West Texas alcanza su mayor nivel en 2007 por descenso de las reservas de crudo de EEUU

Actualizado 23/02/2007 13:52:14 CET

LONDRES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El precio del petróleo alcanzó hoy en Nueva York su mayor nivel durante 2007 tras la publicación ayer de los datos de las reservas semanales de crudo estadounidenses, que registraron un descenso de los inventarios de gasolina de 3,1 millones de barriles, informó ayer el Departamento de Energía estadounidense.

En el Nymex de Nueva York el barril de Texas 'Sweet Light' se compraba hoy por 61,35 dólares, unos 40 centavos más que el cierre de ayer y el nivel más alto de precios durante el ejercicio vigente.

Mientras tanto, el barril de Brent de Mar de Norte se cambiaba hoy en el Intercontinental Exchange por 61,18 dólares, unos 60 centavos más que a primera hora de la mañana, a punto de alcanzar también el máximo anual.

El Departamento de Energía informó ayer de que los inventarios de crudo aumentaron en 3,7 millones de barriles en Estados Unidos en la última semana, hasta 327,6 millones de barriles.

Sin embargo, las reservas de gasolina cayeron en 3,1 millones de barriles, hasta 222,1 millones, mientras que los destilados, que incluyen el diésel y el combustible de calefacción, redujeron su inventario en cinco millones de barriles, hasta 128,3 millones.

Por otro lado, diversos factores geopolíticos están impulsando al alza los precios del petróleo debido al insistence rechazo de Irán a interrupir su programa nuclear.

Las declaraciones realizadas ayer por el secretario general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei, que anunció ante el comité ejecutivo de la organización que Irán ha rechazado suspender el enriquecimiento de uranio, desencadenaron una crísis diplomática, ya que incumple el plazo de 60 días impuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU bajo la amenaza de nuevas sanciones.

De hecho, hoy mismo, el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, insistió de nuevo en que su país continuará explotando "toda la capacidad nuclear", y advirtió a las potencias internacionales de que "toda actuación" por su parte "tendrá una respuesta adecuada".