Piñera celebra el "triunfo" en la CIJ y ofrece diálogo a Bolivia sobre la base de los tratados

Sebastián Piñera
REUTERS
Publicado 01/10/2018 17:21:46CET

El presidente chileno cree que Morales creó "falsas expectativas" respecto a la CIJ

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha calificado de "triunfo" el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ha rechazado las tesis de Bolivia y descartado que el Estado chileno esté en obligación de negociar una salida al mar con el país vecino, al tiempo que se ha mostrado conciliador y dispuesto al diálogo aunque sin comprometer en ningún caso "el territorio y la soberanía" de su país.

En una comparecencia televisada desde la Moneda tras conocerse el fallo del tribunal de La Haya, Piñera ha defendido que "hoy es un gran día para Chile pero también para el Derecho Internacional, el respeto de los tratados internacionales y la sana y pacífica convivencia entre los países".

"La CIJ ha hecho justicia y ha puesto las cosas en su lugar estableciendo en forma clara y categórica que Chile nunca ha tenido, tampoco tiene y nunca incumplirá ninguna obligación en materia de Derecho Internacional y en sus relaciones con Bolivia", ha subrayado el mandatario chileno.

Piñera ha defendido que Chile siempre ha cumplido y respetado los tratados que firma y ha considerado que el problema en este caso ha sido que el presidente boliviano, Evo Morales, "ha creado falsas expectativas a su propio pueblo".

En este sentido, ha tendido un puente para el diálogo con Bolivia, en el marco del "afán y disposición de Chile a colaborar con todos los países del mundo, especialmente los vecinos", si bien ha dejado claro que dicho diálogo se enmarcará en el Derecho Internacional y los tratados vigentes, refiriéndose especialmente al tratado de 1904 por el que el Estado boliviano perdió su salida al Pacífico.

"Tengo plena conciencia de que somos países vecinos y hermanos y vamos a seguir siéndolo", ha afirmado Piñera dirigiéndose a los bolivianos, si bien ha insistido en que "Chile tiene todo el derecho del mundo a defender su territorio, su mar y su soberanía".

Aunque el fallo de la CIJ "nos alegra profundamente, no vamos a caer en actitudes soberbias", ha prometido, al tiempo que ha confiado en que el Gobierno boliviano "lea con atención y comprenda bien lo que ha dicho la CIJ" y no busque continuar con el contencioso por otras vías, porque en ese caso, ha dicho, "no habrá nada que conversar". Pero si el Gobierno boliviano quiere buscar "un mejor entendimiento", entonces, "tendrá siempre las puertas abiertas", ha asegurado.