El PMA anuncia la "suspensión parcial" de sus operaciones en la capital de Yemen, controlada por los huthis

Publicado 21/06/2019 0:17:17CET
Yemen.- La coalición saudí lanza varios ataques aéreos sobre la capital de Yemen
REUTERS / KHALED ABDULLAH - Archivo

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha anunciado este jueves que ha iniciado la "suspensión parcial" de sus operaciones en la capital de Yemen, Saná, controlada por los rebeldes huthis.

"La decisión ha sido adoptada como último recurso tras el estancamiento de unas largas negociaciones en torno a un acuerdo para introducir controles para evitar el desvío de comida cuyo destinatario son las personas más vulnerables de Yemen", ha dicho.

En su comunicado, ha resaltado que la medida incluye por ahora sólo a la ciudad de Saná, lo que afecta a 850.000 personas. "El PMA mantendrá los programas nutricionales para niños desnutridos, mujeres embarazadas y lactantes, durante el periodo de suspensión", ha dicho.

Así, el organismo ha señalado que su prioridad "sigue siendo alimentar a los niños, mujeres y hombres hambrientos de Yemen", si bien ha destacado que "como en cualquier zona de conflicto, algunos individuos intentan sacar provecho abusando de los vulnerables".

"El PMA ha estado buscando el apoyo de las autoridades asentadas en Saná para introducir un sistema de registro biométrico que impediría el desvío y protegería a las familias yemeníes a las que servimos, garantizando que la comida llega a los que más la necesitan", ha manifestado.

En este sentido, ha lamentado que "desafortunadamente, aún no se ha logrado un acuerdo", por lo que ha añadido que "la integridad de las operaciones está amenazada y la rendición de cuentas con aquellos a los que se ayuda se ha visto socavada".

"El PMA ha pedido en repetidas ocasiones a las autoridades asentadas en Saná que nos garanticen el espacio y la libertad para operar según los principios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia operacional, lo que guía nuestro trabajo en 83 países del mundo", ha detallado.

Por otra parte, el organismo ha resaltado que "demasiados yemeníes han sufrido desde hace mucho por este conflicto" y ha apuntado que "seguirá buscando cooperación de las autoridades asentadas en Saná". "Somos optimistas de cara a lograr un camino hacia adelante", ha dicho.

"Estamos preparados para reiniciar inmediatamente la distribución de alimentos en cuanto logremos un acuerdo sobre un ejercicio independiente de identificación de los beneficiarios y se ponga en marcha el sistema de registro biométrico", ha remachado.

Los cuatro años de guerra civil en el que ya era el país más pobre del Golfo han provocado la peor crisis humanitaria que hay actualmente en el mundo.

Para leer más