Publicado 19/08/2017 19:02CET

La Policía de Togo reprime con gases lacrimógenos una manifestación de protesta contra la dinastía Gnassingbé

LOMÉ, 19 Ago. (Reuters/EP) -

Una multitudinaria manifestación de protesta contra la dinastía Gnassingbé, que gobierna Togo desde hace cincuenta años, ha terminado con el lanzamiento de gases lacrimógenos por la Policía como medio de dispersión.

Miles de manifestantes han recorrido las calles de Lomé con proclamas como "50 años es demasiado tiempo" y referencias al Partido Nacional Panafricano (PNP), la principal formación opositora. La protesta reclama una modificación en la Constitución que limite el tiempo que puede un líder permanecer en el cargo.

"Eyadema Gnassingbé estuvo en el poder por 38 años, su hijo pronto habrá cumplido 15 años; todo lo que estamos exigiendo es un límite de plazo y nos disparan", ha declarado uno de los manifestantes, Ali Boukari.

El actual presidente, Faure Gnassingbe, detenta el poder desde la muerte de su padre en 2005 de su padre, Gnassingbe Eyadema, después de 38 años al mando del país.

"Estamos protestando contra la naturaleza arbitraria del Gobierno y la negación de la libertad de reunión", ha dicho el líder de PNP, Tikpi Atchadam.

En 1992 se aprobó una Constitución que contemplaba una democracia multipartidista tras décadas de dictadura y limitó los mandatos presidenciales a dos, pero diez años más tarde se modificó para permitir que Eyadema se postulara a otro mandato, un patrón común en África. Cuando él murió, le sucedió su hijo, lo que provocó protestas en 2005 duramente reprimidas, en las que murieon unas 500 personas.