Actualizado 16/01/2007 17:26 CET

Portugal.- El futuro de Telefónica en la brasileña Vivo es una incógnita, según analistas

LISBOA, 16 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El futuro de Telefónica en la operadora de telefonía móvil brasileña Vivo es "incierto" y algo contradictorio, ya que al mismo tiempo que está interesada en comprar a Portugal Telecom (PT) su 50% en Vivo, se opone a la Oferta Pública de Adquisición (OPA) de Sonae sobre PT, que por ahora es la única vía que el grupo español tiene para controlar en solitario la empresa brasileña, según el informe de Ibersecurities.

"Telefónica pretende meter mano a las participaciones de PT en Meditelecom (32%) y en Vivo (50%)", pero la única que está dispuesta a vender Vivo es Sonae en caso de ganar la OPA sobre PT, señalan los analistas.

Sin embargo, recuerdan que el consejo de administración de PT rechazó por unanimidad la OPA y Telefónica, el mayor accionista privado de la operadora portuguesa con casi el 10% de su capital, está al lado del presidente de PT, Henrique Granadeiro, por lo que según Ibersecurities esto "genera incertidumbre sobre la posibilidad de Telefónica de comprar la mitad del capital de Vivo que no controla".

La adquisición obligaría a la operadora española a ir en contra de el consejo de administración de PT, sobre todo en la asamblea general para desbloquear los estatutos, que son condición indispensable para el éxito de la OPA.

Después, tendría que pagar unos 3.000 millones de euros, según los cálculos de Ibersecurities, que considera que parte de esta cantidad provendría de la venta de su participación del 10% en PT a Sonae, que debería generar unos 1,045 mil millones de euros.

Ante esta situación, lo que hará la operadora española es un incógnita. La OPA de Sonae sobre PT y PT Multimedia comenzó hoy y durará hasta el próximo 9 de marzo.