Actualizado 30/05/2007 21:49 CET

Portugal.- PT niega que haya presentado una propuesta de compra sobre la brasileña Telemar

LISBOA, 30 May. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

Portugal Telecom (PT) aclaró hoy, en un comunicado enviado a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa, que no presentó ninguna propuesta de compra sobre la operadora de telecomunicaciones brasileña Telemar, tal como informaba hoy "Diario Económico".

La operadora portuguesa indica que "no ha presentado ninguna propuesta de compra de acciones a ningún accionista de Tele Norte Leste Participaciones (Telemar)".

"El mercado brasileño asume una particular importancia debido a la importante participación que el grupo PT posee allí (la operadora Vivo que controla al 50% con Telefónica)", esto, explica PT en el comunicado, "obliga a un análisis recurrente de la posición competitiva y trabajo operacional de los activos que actualmente tenemos, así como el estudio de posibles opciones estratégicas que creen valor para el grupo y sus accionistas", indica el comunicado.

En su edición de hoy "Diario Económico" indica que el Consejo de Administración de PT había aprobado una propuesta para lanzar una oferta amistosa sobre Telemar, que opera más de 40 millones de líneas en 15 de los 26 Estados de Brasil, incluyendo Río de Janeiro.

Según el rotativo, para esta operación tuviese éxito era necesario alcanzar un acuerdo con el grupo que controla el 40% del capital de la empresa, y después lograr adquirir, al menos, la mitad de las acciones de la empresa brasileña. Esta operación envolvería una inversión mínima de 3,5 mil millones de euros, que según el diario, sería paga en dinero en efectivo y en acciones.

El interés de PT por Telemar no es nuevo, pero éste se acentuó porque la empresa lusa busca alternativas a Vivo para mantenerse en el mercado brasileño, independientemente de lo que acuerde con Telefónica sobre el futuro de Vivo, la mayor operadora móvil de Sudamérica.

PT y Telefónica están negociando sobre el futuro de Vivo, después de que las relaciones entre las dos empresas ibéricas se enfriasen tras el apoyo dado por la española a Sonaecom en la Oferta Pública de Adquisición (OPA) que ésta lanzó sobre PT, y que acabó por fracasar.