Actualizado 02/04/2015 15:11 CET

El presidente achaca el secuestro a la falta de personal de seguridad

Presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta
Foto: TWITTER / PRESIDENT_KE

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha ofrecido sus condolencias a las familias de las víctimas del secuestro, todavía en curso, de la Universidad de Garissa por miembros de la secta islamista Al Shaabab, debido en parte a la escasez de fuerzas de seguridad, un problema que piensa remediar sin dilación, según sus primeras declaraciones.

   "En nombre de mi Gobierno, extiendo condolencias a las familias de aquellos que han muerto en este ataque. Seguimos orando por la pronta recuperación de los heridos y el rescate seguro de los secuestrados", ha hecho saber el presidente a través de su web oficial de Facebook.

   "El Gobierno ha tomado, puedo asegurar, las medidas apropiadas a la hora de efectuar el despliegue de sus fuerzas en la zona afectada", ha hecho saber el presidente.

   Kenyatta, no obstante, exhortó al jefe de la Policía de Kenia, a que ratifique sin dilación la incorporación al cuerpo de cerca de 10.000 reclutas cuya inscripción está pendiente.

   "Asumo toda la responsabilidad de esta directiva. Hemos sufrido innecesariamente debido a la escasez de personal de seguridad. Kenia necesita urgentemente oficiales adicionales, y no voy a mantener al país a la espera", ha concluido.

Statement by Presidentt Uhuru Kenyatta on the Terrorist Attack at Garissa University College, Garissa Count... by State House Kenya

Para leer más