Publicado 24/01/2016 18:05CET

El presidente checo considera que la nueva fuerza fronteriza europea es demasiado pequeña

Milos Zeman
PETR JOSEK SNR / REUTERS

PRAGA, 24 Ene. (Reuters/EP) -

El presidente checo, Milos Zeman, ha criticado la propuesta de nueva Guardia Costera y Fronteriza Europea porque considera que los 1.500 efectivos previstos son demasiado escasos. Así, ha propuesto que los países miembros aporten militares para reforzar este proyecto.

"Apoyo totalmente la idea de una guardia fronteriza europea, pero me parece que sería cómico si se queda en 1.500 miembros. Si cada país de la UE enviara 500, habría 14.000 militares", ha argumentado Zeman en una entrevista con la cadena de televisión Prime.

Zeman ha asegurado que hay 20 veces más persones que se dedican al tráfico de seres humanos que la cifra prevista para integrar la nueva guardia de fronteras. Además, ha destacado que se tardaría seis meses en ponerla en marcha y en ese tiempo podrían llegar a la UE medio millón de refugiados.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se comprometieron en la cumbre del pasado mes de diciembre a acordar la creación de un cuerpo europeo de guardia fronterizo antes de que finalice el próximo mes de junio, si bien se trata de un pacto político cuyos detalles deberán negociarse.