El presidente de Líbano asegura que el próximo Gobierno aprobará medidas "que satisfarán a todos los libaneses"

Publicado 02/12/2019 17:27:30CET
El presidente de Líbano, Michel Aoun
El presidente de Líbano, Michel Aoun - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Líbano, Michel Aoun, ha asegurado este lunes que el próximo Gobierno aprobará medidas "que satisfarán a todos los libaneses", al tiempo que ha criticado la carta que supone la corrupción para la sociedad.

"Queremos todas las reformas, a pesar de los obstáculos que tenemos ante nosotros", ha manifestado, antes de resaltar que "se verán cambios en la próxima etapa que satisfarán a todos los libaneses", según ha informado la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

Asimismo, ha destacado que las autoridades "no hacen frente únicamente a los corruptos presentes antes y ahora en el poder, sino que hacen frente a la protección de la sociedad a los corruptos".

El propio Aoun encabezó el viernes una reunión gubernamental para abordar la crisis económica que atraviesa el país, encuentro en el que no participó el primer ministro en funciones, Saad Hariri.

La crisis política y socioeconómica llevó a Hariri a presentar su dimisión el 29 de octubre, fecha desde la que se encuentra en el cargo en funciones ante la falta de un acuerdo en torno al nombramiento de su sucesor.

Hariri anunció el 26 de noviembre que rehusaba aceptar nuevamente el cargo e instó a Aoun a "formar un nuevo gobierno que colme las aspiraciones del pueblo libanés" y abogó por formar un ejecutivo de "expertos". "No veo otra solución para salir de esta grave crisis económica", indicó.

Además, aprovechó para rechazar las críticas de Aoun y su partido político, el Movimiento Patriótico Libre (FPM), que le acusaron de intentar imponer su candidatura por proponer a tecnócratas como sustitutos. El FPM y Hezbolá han rechazado hasta ahora la formación de un Gobierno puramente tecnócrata y han apostado por uno "tecno-político".

Estaba previsto que las consultas parlamentarias se reiniciaran el 28 de noviembre, si bien quedaron aplazadas 'sine die' ante la falta de quórum para celebrar la sesión, según fuentes oficiales.

Las protestas en Líbano arrancaron a principios de octubre después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas, pero el descontento se arrastraba desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Contador

Para leer más