Publicado 26/06/2015 06:40CET

El presidente de Nauru acusa a varios parlamentarios opositores de intentar derrocar a su Gobierno

SÍDNEY, 26 Jun. (Reuters/EP) -

El presidente de Nauru, Baron Waqa, ha acusado este viernes a la oposición y a medios de comunicación extranjeros de intentar derrocar a su Gobierno, al tiempo que ha anunciado que tres parlamentarios hacen frente a cargos criminales por manifestarse frente a la sede legislativa.

Waqa ha detallado que los parlamentarios detenidos, entre los que figura el expresidente Sprent Dabwido, provocaron los disturbios registrados la semana pasada con el objetivo de alterar los trabajos del Parlamento y derrocar al Gobierno.

"Los organizadores no luchaban por la libertad de expresión. Intentaban derrocar un gobierno elegido democráticamente para satisfacer su sed de poder político", ha sostenido el presidente.

"Los medios extranjeros parecen estar ciegos ante esto y continúan apoyando las actividades criminales de estos parlamentarios, que fueron expulsados de sus oficinas por el pueblo de Nauru a causa de su corrupción", ha agregado.

Las acusaciones de Waqa han sido formuladas en medio de las críticas contra las autoridades por prohibir el acceso a la red social Facebook, limitar la libertad de expresión y asamblea y suspender en sus funciones a varios parlamentarios opositores.

Nauru ha sido criticado además en los últimos años por varios casos de corrupción y abusos de los Derechos Humanos y es uno de los países clave de la controvertida política migratoria de Canberra, que financia los 2.000 millones de dólares australianos (unos 1.380 millones de euros) que cuesta un centro de detención en la isla.

El país no cuenta prácticamente con economía debido al agotamiento de sus minas de fosfato en los años ochenta, y en la actualidad no cuenta casi con ningún ingreso al margen de los pagos de Australia por la prisión.

La Policía de Australia anunció la semana pasada que estaba investigando a la empresa minera australiana Getax tras las informaciones sobre el pago de cientos de miles de dólares en sobornos a Waqa y el ministro de Justicia, David Adeang.

Para leer más