El presidente de Sri Lanka concede el perdón a un monje budista radical acusado de incitación a la violencia

Sri Lanka.- El presidente asegura que se ha restaurado la normalidad tras los atentados del Domingo de Pascua
REUTERS / DINUKA LIYANAWATTE
Publicado 23/05/2019 0:39:43CET

COLOMBO, 23 May. (Reuters/EP) -

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha concedido este miércoles el perdón a un monje budista radical acusado de incitar a la violencia contra la minoría musulmana y condenado por desacato a un tribunal.

La Presidencia no ha dado ningún motivo para el perdón a Galagoda Aththe Gnanasara, líder de Bodu Bala Sena (BBS) --Fuerza del Poder Budista--, confirmado por fuentes oficiales.

La decisión ha llegado una semana después de que turbas integradas por budistas atacaran mezquitas, viviendas y tiendas de musulmanes en una aparente represalia por los atentados del Domingo de Pascua, que se saldaron con más de 260 muertos. En los disturbios fue asesinado un musulmán.

Varios ministros y líderes musulmanes acusaron abiertamente a Gnanasara de incitar a la violencia contra musulmanes y cristianos antes de su encarcelamiento, lo que fue rechazado por el monje.

Dilantha Vithanage, directora ejecutiva de BBS, ha señalado que ha sido informada de la decisión del presidente. "No será liberado hoy (por el miércoles) porque aún no se ha terminado el papeleo", ha manifestado.

Sectores del budismo influyentes en la política del país habían presionado a favor de la liberación de Gnanasara, condenado a seis años de cárcel por un incidente en 2016 en el que interrumpió una vista sobre el secuestro de un periodista en el que había varios miembros de los servicios de Inteligencia entre los acusados.

Por su parte, Alan Keenan, director de proyecto para Sri Lanka del International Crisis Group, ha apuntado que la decisión "es un duro golpe para el ya maltrecho Estado de Derecho ceilandés, enviando el mensaje equivocado tras los ataques de Pascua".

"Una Sri Lanka pacífica requiere que todas las comunidades se sientan seguras e iguales. Perdonar a Gnanasara envía el mensaje de que impera la impunidad y que los musulmanes, cristianos evangélicos y tamiles son un blanco", ha criticado.

Gnanasara fue además condenado en junio de 2018 por amenazar a la esposa de un periodista. El monje ha sido acusado de incitar a la violencia y difamar el Corán.

En 2014, firmó un pacto con el monje extremista birmano Ashin Wirathu, quien en el pasado llegó a describirse a sí mismo como "el Bin Laden birmano", en lo que describieron como un intento de hacer frente al avance del Islam en Asia.

Contador