El presidente de Sudán del Sur hace un llamamiento a la reconciliación en el país durante su mensaje de Navidad

Salva Kiir
REUTERS / JOK SOLOMUN
Publicado 25/12/2018 21:23:43CET

MADRID, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, hizo el lunes un llamamiento a la reconciliación en el país durante su mensaje de Navidad, en el que abogó por "adoptar medidas para superar el miedo de buscar el perdón".

"Debemos buscar la sanación en lo profundo de nuestros corazones, ya que nuestras heridas no pueden curarse hasta que hayamos perdonado y nos hayamos reconciliado", manifestó, según ha informado este martes la emisora Radio Tamazuj.

Así, recalcó que los líderes sursudaneses están trabajando por la reconciliación y afirmó que el tratado de paz firmado en septiembre "está siendo aplicado de forma diligente". "Hemos tomado medidas extraordinarias para el perdón", agregó.

Kiir destacó así que la ceremonia por la paz celebrada en octubre en la capital, Yuba, fue "un buen gesto por la reconciliación". "Pido a todos los ciudadanos que os unáis a mí, a vuestro Gobierno y vuestro país, mientras avanzamos para restaurar la paz y la estabilidad en nuestro país", dijo.

Sudán del Sur se vio sumido en una guerra civil en diciembre de 2013 que enfrentó a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales al líder rebelde Riek Machar, de etnia nuer.

Otros grupos rebeldes --con distintos grados de relación con el grupo de Machar-- operan en el país. Ambas partes firmaron un acuerdo de paz en septiembre. Las partes tendrán ahora ocho meses para formar un gobierno de transición, que estará en vigor durante un periodo de tres años.

Este acuerdo contempla la restitución de Machar en el puesto de vicepresidente, así como la creación de un Gobierno de unidad en el que tendrá la mayoría el actual Ejecutivo. Asimismo, Kiir permanecerá en el puesto de presidente.

Los combates en Sudán del Sur han desarraigado alrededor de una cuarta parte de sus 12 millones de habitantes, han destruido la producción de petróleo y han arruinado una economía ya de por sí muy empobrecida.

Contador