El primer ataque del año de la guerrilla en Colombia obliga a paralizar el oleoducto Caño Limón-Coveñas

ELN COLOMBIA
REUTERS - Archivo
Publicado 05/01/2019 21:51:04CET

BOGOTÁ, 5 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ataque con explosivos del año de la guerrilla colombiana ha provocado el cese del bombeo en el oleoducto Caño Limón-Coveñas, ha informado este sábado la petrolera estatal Ecopetrol.

La explosión se produjo el viernes en la vereda Campo Giles, en el municipio de Tibú, situado en el departamento Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Por el momento se desconoce la autoría de este ataque, aunque no sería la primera vez que la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ataca estas instalaciones.

El atentado, que produjo derrame de crudo, ocurrió justo un día después de que el ELN finalizara su tregua unilateral de doce días por las festividades de Navidad y de Año Nuevo.

"Como parte del plan de contingencia se instaló un punto de control alternativo sobre el caño Batalla, a 1,5 kilómetros del lugar del evento, y un punto de control operativo sobre el caño Hoyo Pilón. La mancha de crudo se encuentra controlada", ha apuntado Ecopetrol en un comunicado.

Durante el 2018 se registraron 89 atentados contra el oleoducto en los departamentos de Norte de Santander, Arauca y Boyacá, que mantuvieron la tubería fuera de servicio durante la mayor parte del año.

El ELN y el Gobierno mantienen congeladas las conversaciones de paz debido a que el presidente, Iván Duque, ha condicionado la continuidad a que esa guerrilla suspenda unilateralmente sus hostilidades, libere a las personas que mantiene secuestradas y acepte ubicarse en una zona geográfica con supervisión internacional antes de dejar las armas.

Contador