7 de abril de 2020
 
Publicado 28/02/2020 17:25:39 +01:00CET

El primer ministro de Guinea-Bissau acusa al presidente autoproclamado de mantener "una actitud de guerra"

El presidente electo de Guinea-Bissau, Umaro Cissoko Embaló (d), toma posesión en presencia del mandatario saliente, José Mario Vaz
El presidente electo de Guinea-Bissau, Umaro Cissoko Embaló (d), toma posesión en presencia del mandatario saliente, José Mario Vaz - TWITTER DE UMARO CISSOKO EMBALÓ (@USEMBALO)

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Guinea-Bissau, Aristides Gomes, ha acusado este jueves al recientemente autoproclamado presidente, Umaro Cissoko Embaló, de mantener "una actitud de guerra" y ha resaltado que el proceso de apelaciones por los resultados de la segunda vuelta de las elecciones, celebrada en diciembre, aún no había concluido.

"Es una actitud de guerra que deja de lado una institución fundamental de justicia", ha dicho, en referencia a que aún debe pronunciarse nuevamente el Tribunal Supremo sobre el último recurso presentado por la campaña de su principal rival, Domingos Simoes Pereira.

Así, ha manifestado que "es una situación grave" y "un precedente muy malo", antes de recalcar que Cissoko Embaló ha tomado "una decisión unilateral que se inscribe en una perspectiva de conflicto", según ha informado el diario guineano 'O Democrata'.

Gomes ha señalado que la actitud del presidente electo "es más que una afrenta, es un intento de subvertir un orden establecido constitucionalmente". "Es lo que se llama de forma coloquial un golpe de Estado", ha remachado el primer ministro, miembro del Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGCV), que ha dominado tradicionalmente la política guineana.

El Ejecutivo está inmerso en una grave disputa con el presidente saliente, José Mario Vaz, que se retrotrae al periodo previo a las elecciones, cuando cesó a Gomes y nombró a un sucesor rechazado por el Gobierno y la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), si bien finalmente dio marcha atrás.

El propio PAIGCV ha denunciado igualmente un "intento de golpe de Estado" y ha cargado contra el papel del presidente saliente, quien estuvo presente en la ceremonia, celebrada el jueves en un hotel de lujo de la capital del país africano, Bissau.

"Vaz (...) condujo al país a una situación de inestabilidad política y como gesto de remate final da total cobertura al golpe que supuestamente debería llevar a Cissoko Embaló a asumir la Presidencia, en flagrante violación de la Constitución y las leyes de Guinea Bissau", ha dicho.

En su comunicado, la formación ha manifestado que Vaz "es uno de los principales elementos con responsabilidad en la ejecución de este golpe de Estado al dar cobertura y permiso para la utilización de la fuerza" para permitir la investidura.

De esta forma, ha expresado su deseo de que la comunidad internacional "asuma sus responsabilidades" y "sancione duramente a los que de manera antipatriótica, anticonstitucional y con claras pruebas de vínculos con el yihadismo y el narcotráfico, quieren a toda costa mantener el 'statu quo' como forma de poder seguir aprovechándose del país".

El PAIGCV ha criticado además la "injerencia" del presidente de Senegal, Macky Sall, quien expresó su apoyo a Cissoko Embaló, y ha acusado a la Comisión Nacional Electoral (CNE) de "ser parte del esquema montado para la ejecución y consumación de la tentativa de golpe de Estado".

Por último, ha expresado su "confianza" en que el Tribunal Supremo "hará prevalecer la justicia electoral" y ha pedido a la población que se mantenga "vigilante y atenta" para "defender y hacer respetar el lago de legalidad", así como "dispuesta a luchar en defensa de la querida patria".

LA TOMA DE POSESIÓN

Cissoko Embaló tomó posesión horas después de que el Gobierno advirtiera de que la jura supondría "un auténtico golpe de Estado contra las instituciones democráticas".

"Hoy he sido oficialmente investido presidente de la República de Guinea-Bissau", dijo Cissoko Embaló a través de su cuenta en la red social Twitter, donde publicó fotografías del acto junto a Vaz. Asimismo, dio las gracias a la población del país africano "por su apoyo". "El trabajo puede comenzar. Construyamos juntos la nueva Guinea-Bissau", remachó.

Cissoko Embaló recalcó a última hora del miércoles que tenía previsto jurar el cargo durante esta jornada, después de que la CNE confirmara su victoria tras el nuevo recuento de última hora ordenado el martes por el Tribunal Supremo a petición de Simoes Pereira.

"Por cuarta vez, la Comisión Nacional Electoral de Guinea-Bissau confirma mi victoria en la elección presidencial. Vuelvo a felicitar al pueblo de Guinea-Bissau, que ha demostrado una gran madurez democrática durante todo el proceso electoral", dijo.

En respuesta, el Ejecutivo manifestó que la intención de Cissoko Embaló "va contra la Constitución y las leyes del país" y pidió a las fuerzas de seguridad "que asuman su papel de garantes de la seguridad y el orden público por las eventuales consecuencia del intento de subversión de los valores democráticos que fundamentan el Estado de Derecho en Guinea-Bissau".

En un segundo comunicado, el Consejo de Ministros condenó "con total vehemencia" la "actitud despótica" de Cissoko Embaló por "autoproclamarse" presidente del país africano.

Por su parte, Domingos Pereira había señalado antes de la ceremonia que "el anuncio de una toma de posesión ficticia es considerado por todos como una maniobra para intentar llegar a la Presidencia de la República al margen de las provisiones legales".

LOS RESULTADOS ELECTORALES

La CNE anunció que el proceso de verificación de los resultados da a Cissoko Embaló el 53,55 por ciento de los votos, por el 46,45 por ciento recabado por Simoes Pereira, candidato del PAIGCV.

La victoria de Cissoko Embaló llegó tras su derrota en la primera vuelta, en las que se impuso Simoes Pereira con cerca del 40 por ciento de los apoyos. Sin embargo, tanto Vaz como otros candidatos eliminados en primera vuelta expresaron su apoyo a Cissoko Embaló, quien durante la campaña se describió como un candidato de unidad.

La segunda vuelta tuvo lugar tras una nueva crisis política en el país africano y desembocará en la primera transición pacífica de poder, dado que Vaz se convertirá en el primer presidente desde la independencia en 1974 en completar su mandato tras ser elegido democráticamente.

El mandatario se impuso en las elecciones de 2014 como candidato del PAIGCV, que abandonó un año después en medio de una crisis con su entonces primer ministro, Simoes Pereira.

El estancamiento político provocó la mediación de la CEDEAO para lograr un acuerdo que estabilizara la situación antes de las elecciones, si bien semanas antes de la primera vuelta estalló una nueva crisis por el citado cese de Gomes.

Esta sucesión de crisis e inestabilidad --incluido el papel del Ejército, que ha estado detrás de una veintena de golpes de Estado desde la independencia, si bien en la última crisis no se posicionó-- ha tenido un impacto en la situación económica de la población, afectada además por la volatilidad de los precios del anacardo, principal fuente de ingresos para más de dos tercios de las familias del país.