El primer ministro palestino exige a Reino Unido que pida perdón por la Declaración de Balfour

Rami Hamdalá primer ministro palestino
REUTERS
Actualizado 29/10/2017 14:10:57 CET

JERUSALÉN, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro palestino, Rami Hamdalá, ha exigido este domingo a Reino Unido que se disculpe por la centenaria Declaración de Balfour, en la que el Gobierno británico declaró en 1917 su apoyo a la creación de un estado judío en Palestina, entonces una colonia británica.

Hamdalá ha denunciado que la declaración supone una "injusticia histórica" contra el pueblo palestino y ha pedido que no se celebre esta declaración, en referencia a la cena en Londres a la que asistirán la primera ministra británica, Theresa May, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Esta celebración "es un desafío a la opinión pública internacional, que apoya nuestra causa nacional", ha asegurado Hamdalá en su intervención durante la inauguración de un nuevo colegio público en Nablús, Cisjordania, según informa la agencia de noticias Anatolia.

El presidente palestino, Mahmud Abbas, y varios miembros de su gobierno habían anunciado previametne una demanda contra el Gobierno por la Declaración de Balfur, que sirvió de base para la proclamación del Estado de Israel en 1948 y la persecución y huida de 700.000 palestinos. Por el momento no se ha presentado ninguna denuncia formal en instancia alguna.

La cena de conmemoración también ha generado polémica en Reino Unido, puesto que el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha declinado la invitación para participar en la cena por el centenario de la Declaración de Balfour, informa el periódico británico 'The Sunday Times'. En su lugar, irá la portavoz laborista de Exteriores, Emily Thornberry.

El embajador israelí en Londres, Mark Regev, ha criticado a Corbyn, al que considera un "extremista", por oponerse a la Declaración de Balfour y le ha asimilado por ello a la actitud de grupos terroristas como Hamás.

La Declaración de Balfour es una carta remitida el 2 de noviembre de 1917 por el ministro de Asuntos Exteriores británico, Arthur James Balfour, al dirigente sionista Walter Rotschild en la que expresa el apoyo británico a "la creación de un hogar nacional para el pueblo judío". Los sionistas han utilizado la Declaración para justificar la existencia del Estado de Israel, pero los palestinos lo atribuyen a la otencia colonial y lo consideran por tanto inválida.