Publicado 17/02/2021 10:15CET

La principal ciudad de Nueva Zelanda relaja las restricciones por el coronavirus tras tres días de cierre

Pruebas de coronavirus en Auckland
Pruebas de coronavirus en Auckland - ZHAO GANG / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La principal ciudad de Nueva Zelanda, Auckland, rebajará a partir de medianoche las restricciones que han mantenido a la ciudad confinada durante tres días, a pesar de que este miércoles las autoridades sanitarias han confirmado nuevos casos de coronavirus.

La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, elevó el domingo al nivel tres la alerta en Auckland, después de que se confirmasen varios contagios comunitarios. Este miércoles, se han confirmado tres positivos más --todos ello de la misma familia--, pero el Gobierno considera que la situación es manejable.

"No está extendido, sino que es una pequeña cadena de transmisión que podemos manejar con la realización de pruebas", ha dicho Ardern, al asegurar que todos los contactos de los tres enfermos que desataron la alerta han dado ya negativo en los test.

La primera ministra ha defendido el confinamiento de estos días por el temor a que pudiese introducirse en Nueva Zelanda una nueva variante, más contagiosa, del SARS-COV-2. No obstante, las autoridades no eliminan del todo la alerta, ya que Auckland pasa al nivel dos, lo que significa que "la COVID-19 está contenida pero hay riesgo de transmisión comunitaria", según la cadena pública TVNZ.

Las nuevas medidas, que plantean por ejemplo las vuelta a las clases y amplía a cien el número de personas que pueden reunirse, estarán en vigor al menos hasta el próximo lunes. Durante este tiempo, el conjunto del país permanecerá también en un nivel de alerta uno, ante el temor de que pueda expandirse el virus en un país que solo cuenta con 49 casos activos y menos de 2.000 desde el inicio de la pandemia.

Para leer más