Publicado 07/02/2018 19:00CET

Principales puntos del acuerdo de 'gran coalición' en Alemania

Horst Seehofer, Angela Merkel y Martin Schulz
REUTERS / HANNIBAL HANSCHKE

BERLÍN, 7 Feb. (DPA/EP) -

Los conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, y los socialdemócratas de Martin Schulz han logrado este miércoles, después de meses de negociaciones, cerrar un acuerdo de Gobierno que incluye compromisos concretos en materia de inmigración y asilo, seguridad, economía y medio ambiente, entre otros temas.

El acuerdo, de 177 páginas, incluye un capítulo sobre política migratoria que establece que en el futuro los procedimientos de asilo se tramitarán a través de los "centros de acogida, decisión y retorno" y que congela las reunificaciones familiares hasta el 1 de agosto, fecha a partir de la cual habrá un cupo de 1.000 al mes.

En materia de seguridad, han decidido crear 7.500 nuevos puestos de trabajo en las fuerzas del orden y otros 6.000 en la administración de justicia, así como crear un estándar nacional para mejorar la lucha antiterrorista. Sobre defensa, han pactado restringir la exportación de armas.

Uno de los campos de mayor controversia ha sido el económico. La Unión Cristiano Demócrata (CDU) y el Partido Social Demócrata (SPD) se han comprometido a no subir los impuestos y a eliminar paulatinamente el llamado impuesto de solidaridad, cuya finalidad es transferir riqueza de los estados de la antigua República Democrática Alemana (RDA).

En el ámbito laboral, han acordado acabar con los contratos temporales que se encadenan sin justificación alguna. Ahora, solo podrán renovarse hasta sumar 18 meses, frente a los 24 actuales. Además, a partir de 2019, la contribución a los seguros médicos públicos se dividirá a partes iguales entre trabajador y empresario.

También hay cambios en las pensiones. Aunque se mantendrá el sistema de cálculo hasta 2025, en el caso de las mujeres que han tenido tres o más hijos antes de 1992 se computará el tiempo dedicado al cuidado de los niños y se dará una prestación social a quienes hayan cotizado 35 años y tuvieran menores u otras personas del entorno familiar a su cargo.

El pacto entre la CDU y el SPD abarca asimismo al sector de la construcción. Se impulsarán medidas para frenar la subida del precio de los alquileres en zonas con gran demanda, se invertirán miles de millones de euros en vivienda social y se darán 1.200 euros por hijo y año durante una década para favorecer su acceso a la vivienda.

Otro apartado importante es el relativo a la educación. Los dos partidos han coincidido en la necesidad de poner en marcha un plan de inversiones en las escuelas y mejorar las oportunidades educativas mediante una mayor colaboración entre el Estado y las regiones.

Destaca también el capítulo de clima y energía. CDU y SPD han acordado trabajar para lograr los objetivos fijados en el Acuerdo de París y elaborar un plan para la reducción gradual y el cese de la generación de energía a partir del carbón. Para mejorar la calidad del aire en las ciudades, se comprometen a promover el coche eléctrico.

En cuanto a la Unión Europea, las principales formaciones políticas de Alemania han considerado que el país debe jugar un papel activo en el fortalecimiento de la Unión Europea (UE) y, de la mano de Francia, impulsar la reforma de la zona euro.

Para leer más