Protestas en el estado de Modi por el ataque a miembros de la comunidad dalit

Actualizado 20/07/2016 14:46:20 CET
Grupos de manifestantes dalit protestan contra el ataque a varios hombres.
REUTERS

NUEVA DELHI, 20 Jul. (Reuters/EP) -

Varios grupos de manifestantes dalit, una casta inferior de India, han atacado este miércoles autobuses del Gobierno en el estado natal del primer ministro del país, Narendra Modi, durante el tercer día de protestas por el ataque llevado a cabo por activistas hindúes contra cuatro hombres acusados de desollar una vaca.

Los cuatro hombres, trabajadores de una curtiduría y pertenecientes a la comunidad dalit del estado de Gujarat, fueron atados a un coche y apaleados por defensores hindúes de los animales, que publicaron posteriormente un vídeo del ataque en forma de advertencia.

El suceso ha provocado una de las mayores manifestaciones de la comunidad dalit en Gujarat, donde siete jóvenes han intentado suicidarse con pesticidas durante las protestas. Un agente de Policía ha muerto durante los enfrentamientos en Una, a unos 340 kilómetros de Ahmedabad, la principal ciudad de Gujarat, donde los curtidores fueron atacados.

Las vacas suponen un animal sagrado para el hinduismo y su sacrificio está prohibido en la mayoría de estados indios. Sin embargo, la comunidad dalit ha manifestado que uno de sus principales medios de vida está relacionado con el desuelle de vacas y búfalos, una vez han muerto de forma natural, y que se enfrentarán a cualquiera que intente detenerlos.

"Somos los más pobres del país pero no somos cobardes", ha aseverado el líder de la comunidad dalit en Ahmedabad, Mayur Dabhia. La Policía, por su parte, está investigando si la vaca se encontraba o no muerta en el momento en que la desollaron.

Los dalit constituyen la casta más inferior de la jerarquía social india, lo que los hace vulnerables ante los ataques perpetrados por los grupos de protección de vacas. Varias personas, acusadas de haber comido carne de res, han sido también atacadas. En 2015, un hombre murió tras ser apaleado hasta la muerte por una multitud en Nueva Delhi.

La oposición ha instado este miércoles a Modi a pedir perdón a las víctimas. "El reciente incidente que ha tenido lugar en Gujarat, donde cuatro jóvenes de la comunidad dalit han sido humillados y golpeados públicamente, es sólo un ejemplo del terror social existente en el país, el cual es tolerado por el Gobierno", ha señalado la presidenta del partido opositor Congreso Nacional Indio (CNI), Sonia Gandhi.

Las voces críticas han denunciado que la formación nacionalista hindú del Partido Popular Indio (PPI) tiene como objetivo acabar con las minorías musulmanas y dalit que se encuentran involucradas en el comercio ganadero. El ministro del Interior de India, Rajnath Singh, ha condenado el ataque y ha destacado el compromiso de Modi de proteger a las castas inferiores indias.

Para leer más