Actualizado 21/01/2021 03:23 CET

Psaki dice que Biden quiere traer de nuevo "la verdad y la transparencia" a las ruedas de prensa

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. - GETTY - Archivo

La secretaria de prensa la Casa Blanca anuncia sesiones informativas periódicas sobre la situación del coronavirus

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nueva secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha contado este miércoles durante su primera rueda informativa ante los medios de comunicación que la Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha sellado un compromiso para traer de vuelta "la verdad y la transparencia" a este tipo de reuniones informativas.

El presidente Biden "me pidió que me asegurara de informar sobre todas las medidas que se lleven en la Administración", así como del "trabajo que su equipo está haciendo todos los días en nombre de todo el pueblo estadounidense", ha explicado.

"Habrá momentos en los que no estemos de acuerdo, y habrá días en los que no coincidamos en ampliar algunas partes de la sesión informativa, pero tenemos un objetivo común, que es compartir información precisa con el pueblo estadounidense", ha subrayado ante una docena de periodistas.

La retórica del nuevo Gobierno de Estados Unidos contrasta con la beligerancia que a lo largo de los últimos años, en especial en el tramo final del anterior mandato republicano, mostró Donald Trump, quien protagonizó desagradables encontronazos en las ruedas de prensa, abandonado algunas de ellas y atacando y expulsando a periodistas y medios de comunicación.

"Hay varias formas de combatir la desinformación. Una de ellas es ofrecer información precisa y veraz, compartiendo datos e información incluso cuando es difícil de escuchar y no está cumpliendo con las expectativas de las personas que están en casa", ha señalado.

Se trata de la primera rueda de prensa de la Casa Blanca desde el 15 de diciembre, exceptuando una declaración sin opción a preguntas de la prensa de la que fuera la anterior portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, el pasado 7 de enero, tras el asalto al Capitolio.

RETOMARÁN LAS SESIONES INFORMATIVAS SOBRE EL CORONAVIRUS

Durante su primera toma de contacto con los medios, Psaki ha comenzado por resumir la lista de decretos presidenciales que horas antes el presidente Biden firmó ya asentado en el Despacho Oval, algunas de las ellas relacionadas con la crisis del coronavirus.

En relación a la pandemia, ha anunciado que la Administración Biden planea retomar las sesiones informativas periódicas, una costumbre que se perdió en el mes de abril, coincidiendo con algunas de las recomendaciones que dio Trump para prevenir contraer la enfermedad, como exponerse a la luz solar o inyectarse desinfectante.

"Queremos hacer eso con regularidad, en un día seguro, con datos, compartidos con ustedes y el público, para que puedan rastrear el progreso que estamos logrando para controlar la pandemia", ha avanzado.

Cuestionada acerca de la posibilidad de que la propuesta de Biden de destinar 1,9 billones de dólares para un plan de estímulo y de ayuda económica contra el coronavirus pueda salir adelante en los próximos días, Psaki cree "francamente" que los republicanos en el Congreso, así como los demócratas, "apoyen la asistencia que brindará alivio a las personas que representan".

El ambicioso plan, ha explicado, "fue diseñado con los componentes necesarios para proporcionar alivio a las personas que lo necesiten" y ha aclarado que si bien la intención de Biden es lograr el apoyo de ambos partidos, no descarta otras herramientas para que el Congreso lo acabe aprobando.

Biden, ha dicho, "no es ajeno al proceso de los costes". Habrá conversaciones con miembros de ambas partes sobre lo que estará en "el paquete final", que "rara vez se parece al paquete inicial que se propone", ha dicho.

TRUDEAU, PRIMER LÍDER EXTRANJERO EN RECIBIR LA LLAMADA DE BIDEN

La secretaria de prensa de la Casa Blanca ha avanzado también que en los próximos días el presidente Biden tiene previsto comenzar una ronda de llamadas a varios de los socios internacionales de Estados Unidos.

El primero en recibir una de estas llamadas telefónicas, prevista para el viernes, será el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha revelado Psaki.

El contenido de la llamada, ha contado, se centrará sobre todo en asuntos diplomáticos entre ambos países, pero también acerca de la reciente orden ejecutiva firmada por Biden y que anula la ampliación del proyecto del oleoducto Keystone XL, valorado en 8.000 millones de dólares y con el que se preveía transportar 830.000 barriles de petróleo diarios entre la provincia canadiense de Alberta y el estado de Nebraska.

Una decisión que no ha sentado del todo bien dentro del Gobierno de Canadá. Horas antes, Trudeau celebró el compromiso del presidente Biden "de luchar contra el cambio climático", aunque reconoció sentirse "decepcionado".

Entre quienes no están de momento incluidos en ese listín telefónico, ha descartado Psaki, son Donald Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Para leer más