Putin defiende ante Netanyahu la entrega de misiles antiaéreos avanzados rusos a Siria

Putin hablando por teléfono
REUTERS / SPUTNIK PHOTO AGENCY - Archivo
Publicado 24/09/2018 18:46:54CET

El primer ministro israelí cree que suministrar este sistema a "actores irresponsables" incrementará los peligros de la región

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha defendido este lunes en conversación telefónica con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, la decisión rusa de suministrar misiles antiaéreos avanzados rusos S-300 al Ejército sirio. La decisión se produce tras el derribo de un avión ruso en Siria de la que Moscú responsabiliza a Israel.

"Vladimir Putin ha resaltado que las decisiones tomadas por Rusia para fortalecer las capacidades de combate de los sistemas sirios de defensa antiaérea son adecuadas dadas las circunstancias actuales y tienen como objetivo prioritario prevenir cualquier potencial amenaza a la vida de los militares rusos, que están cumpliendo tareas de la lucha contra el terrorismo internacional", ha explicado el Kremlin en una nota de prensa recogida por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Moscú "considera que fueron las acciones de la Fuerza Aérea de Israel las que provocaron la tragedia" del derribo del IL-20 ruso, ocurrido el 17 de septiembre.

Rusia "propuso debatir las circunstancias de lo ocurrido, teniendo en cuenta que los datos de los militares israelíes sobre la operación de su aviación en territorio de Siria difieren de las conclusiones del Ministerio de Defensa ruso", ha argumentado.

El comunicado subraya que Netanyahu ha expresado de nuevo en la conversación telefónica con Putin sus condolencias por la muerte de los 15 militares rusos. Según la oficina del primer ministro israelí, este ha considerado que suministrar este tipo de sistemas a "actores irresponsables" incrementará los peligros en la región. Asimismo, según informa Reuters, ha dicho que Israel seguirá protegiendo su seguridad y sus intereses.

La defensa antiaérea siria derribó el pasado 17 de septiembre un avión de reconocimiento ruso Ilyushin IL-20, con 15 militares a bordo, cerca de la costa siria. Rusia responsabilizó del derribo a Israel, ya que en el momento del disparo por parte de la defensa antiaérea siria había cuatro F-16 israelíes que estaban operando en la zona.

En consecuencia, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha anunciado este lunes que Moscú proporcionará a Damasco un sistema de misiles antiaéreos S-300 dentro de dos semanas y ha explicado que esta decisión tiene que ver con el derribo del avión militar uso.

Shoigu ha indicado que Rusia había suspendido el suministro del S-300 a Siria a petición de Israel en 2013, cuando ya estaba preparado para el envío y los militares sirios ya estaban entrenados para manejarlo, al subrayar que "ahora la situación ha cambiado y no es por culpa nuestra".

El ministro de Defensa ha dicho que Rusia había suspendido el suministro del S-300 a Siria a petición de Israel en 2013, cuando ya estaba listo para el envío y a pesar de que los militares sirios ya se habían entrenado para manejarlo. "Ahora la situación ha cambiado, y no es culpa nuestra", ha recalcado.

Según el ministro, estos equipos permitirán identificar a las aeronaves rusas, garantizar el control centralizado de todas las fuerzas y medios de defensa antiaérea de Siria, así como supervisar la situación aérea.