Putin dice que Rusia responderá de forma "simétrica" a la producción de misiles de corto y medio alcance de EEUU

Publicado 05/08/2019 17:43:28CET
Vladimir Putin
Vladimir Putin-/Kremlin/dpa - Archivo

MADRID, 5 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha subrayado este lunes que responderá de forma "simétrica" a cualquier tipo de producción de misiles de corto y medio alcance tras el fin del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés).

"No renunciamos a los compromisos unilaterales adquiridos, todas nuestras acciones tendrán un carácter simétrico exclusivamente, serán de respuesta", ha manifestado Putin, según ha informado la agencia rusa de noticias Sputnik.

Así, ha manifestado que si se comprueba que "Estados Unidos proyectó y comienza a producir los sistemas correspondientes", Moscú hará lo mismo, si bien ha destacado que se trata de un proceso que requiere mucho tiempo.

"Antes de que esos sistemas comiencen a llegar a las Fuerzas Armadas rusas, las amenazas reales contra Rusia que aparecen tras la salida de Estados Unidos del INF tendrán su respuesta en el armamento ya existente", ha señalado.

Putin ha enumerado entre estas armas "los misiles aéreos Kh-101 y Kinzhal y el Kalibr, que pueden lanzarse desde un barco, así como los misiles perspectivos, incluidos los sistemas hipersónicos tipo Zircon".

En este sentido, ha indicado que no desplegará estos misiles en otras regiones hasta que no cuente con información precisa sobre la colocación de "misiles de alcance corto y medio de producción estadounidense".

Estados Unidos completó el viernes su retirada del Tratado INF --firmado por Washington y Moscú en 1987-- que Rusia ya había dejado de aplicar por su parte, ante la negativa de Moscú a destruir sus misiles SSC-8, que la Estados Unidos y la OTAN aseguran contravienen el Tratado.

Rusia ha negado categóricamente las acusaciones y responsabilizado por contra a Estados Unidos de desplegar en Rumanía y Polonia sistemas de lanzamiento de misiles de crucero.

El Kremlin, nada más conocer la ratificación de Washington, solicitó una moratoria sobre sus misiles, como Putin declaró tácitamente sobre la presencia de los sistemas norteamericanos, concretamente el MK-41.

Rusia ha negado desde el primer momento que haya incumplido cualquier aspecto del acuerdo desde la razón objetiva de la retirada de Estados Unidos. Estos misiles, argumenta el Kremlin, quedan fuera de del rango de autonomía prohibido por el tratado (entre 500 y 5.500 kilómetros). Por ello, se ha negado a destruir este nuevo sistema, como exige Estados Unidos.

Estados Unidos y la OTAN puntualizan que este sistema MK-41 instalado en Europa del Este no afecta en modo a la seguridad de Rusia ya que tiene por objetivo la disuasión de la amenaza que pudieran representar Irán o grupos terroristas como Estado Islámico.

Contador