Publicado 09/06/2020 21:08:57 +02:00CET

Putin y Merkel expresan su preocupación por el recrudecimiento del conflicto en Libia y piden un alto el fuego

Imagen de archivo de Merkel conversando con Putin
Imagen de archivo de Merkel conversando con Putin - Kay Nietfeld/dpa - Archivo

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, han expresado este martes su preocupación por el recrudecimiento del conflicto en Libia, tras los avances del Gobierno de unidad, respaldado por Naciones Unidas, frente a las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar.

El Kremlin ha indicado que ambos mandatarios han mantenido una conversación telefónica en la que "expresaron su preocupación por la escalada de hostilidades en Libia" y se han mostrado de acuerdo en que "el alto el fuego inmediato y el inicio de las negociaciones libias bajo la égida de la ONU no tienen alternativa".

En este sentido, Putin ha vuelto a aplaudir la iniciativa presentada durante el fin de semana por su homólogo egipcio, Abdelfatá al Sisi, tras un viaje de Haftar a El Cairo después de sus recientes derrotas militares, según ha informado la agencia rusa de noticia Sputnik.

"El mandatario ruso ha dado una valoración positiva a los esfuerzos mediadores de Egipto por encontrar una solución a la crisis libia en el desarrollo de las decisiones de la conferencia internacional de Berlín del 19 de enero", ha recalcado.

La iniciativa de El Cairo, que incluía un alto el fuego a partir de este lunes, ha sido rechazada por el Gobierno de unidad, lo que ha llevado a las fuerzas de Haftar a subrayar que mantendrán sus operaciones.

Las fuerzas leales a Trípoli, que tomaron la semana pasada el área del Gran Trípoli, han continuado su avance y han entrado en zonas de Sirte, mientras que el Gobierno de unidad ha rechazado negociar con Haftar citando sus violaciones previas de los acuerdos alcanzados.

Los recientes avances del Gobierno de unidad han llegado después de que las autoridades turcas firmaran un acuerdo con Trípoli que implicó una cooperación militar y derivó en un envío de militares turcos y rebeldes sirios --a los que Ankara apoya en la guerra contra Damasco-- para hacer frente a la ofensiva de Haftar.

El mariscal de campo, que esperaba que el anuncio de su ofensiva en abril de 2019 se viera seguido por una entrada triunfal en Trípoli en pocas semanas, ha sufrido una serie de varapalos que han puesto a sus fuerzas en desbandada hacia el este, a pesar del apoyo recibido por Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y el Grupo Wagner, liderado por un aliado de Putin, que ha enviado mercenarios y equipamiento militar.

El Ejecutivo de Fayez Serraj ha rechazado ya desde hace meses entablar cualquier conversación con Haftar, al que no considera una parte de fiar en las negociaciones, debido a que el mariscal de campo ha roto varios de los borradores de acuerdo y ha continuado su ofensiva a pesar de los esfuerzos internacionales para lograr la paz.

Lo más leído

  1. 1

    Nuevas evidencias del papel de la vitamina D en pacientes con COVID-19

  2. 2

    Un meteoroide 'afortunado' roza la atmósfera de la Tierra

  3. 3

    Establecida comunicación entre dos grandes objetos cuánticos diferentes

  4. 4

    La Infanta Cristina está de celebración, y por partida doble

  5. 5

    El Gobierno aprueba la prórroga de los ERTE hasta el 31 de enero, con ayudas para todas las empresas