Actualizado 06/07/2015 08:23 CET

R.Centroafricana.- Al menos 17 muertos en un enfrentamiento entre rebeldes de Séléka en el centro de RCA

BANGUI, 26 Ago. (Reuters/EP) -

Al menos 17 personas han muerto en enfrentamientos entre facciones contrarias de los rebeldes de Séléka en el centro de República Centroafricana, un territorio controlado por el grupo, según ha informado este martes el portavoz militar de los rebeldes.

Tres personas han resultado heridas en los dos días de enfrentamientos que comenzaron el lunes en la zona comercial de la localidad de Bambari, ha precisado el capitán Ahamat Najat.

"Ha sido una lucha entre los sélékas de la etnia goula y los sélékas de la etnia peul. Todo empezó cuando los goulas fueron a expulsar a los peul de un control de carretera situado a 5 kilómetros de Bambari porque los peul estaban cometiendo muchos abusos contra los ciudadanos de la localidad", ha explicado Najat a Reuters.

Los líderes religiosos de Bambari han iniciado una mediación este martes pero no han conseguido un gran avance. Un grupo de efectivos de las fuerzas de paz y un grupo de resolución de conflictos han llegado a la zona para intentar parar la violencia pero la lucha continua, ha indicado Najat.

La antigua colonia francesa vive sumida en la violencia desde que Séléka, una coalición rebelde predominantemente musulmana y con algunos combatientes de los vecinos Chad y Sudán, se hizo con el poder en marzo de 2013.

El Gobierno de Séléka ha estado marcado por unos abusos que propiciaron la creación de una milicia cristiana contraria a su Gobierno. La violencia ha continuado en el país a pesar da que el líder de los Séléka, Michel Djotodia, dejó la presidencia del país en enero.

La mayoría de los musulmanes que residían en el norte de RCA ha tenido que huir de sus casas por la amenaza de la milicia cristiana y han creado en el sur un Estado separado de facto. Algunos miembros de Séléka luchan para que la separación se formalice pero aún no hay nada oficial.

Alrededor de 2.000 soldados franceses y unos 6.000 de la Unión Africana han sido desplegados en el país pero resulta muy difícil acabar con el conflicto ante el débil Gobierno de transición que a penas tiene autoridad en la nación centroafricana.