Actualizado 07/12/2016 11:46 CET

Los rebeldes sirios piden un alto el fuego de cinco días en Alepo para evacuar a civiles heridos

Combates en Alepo
SANA/REUTERS

BEIRUT, 7 Dic. (Reuters/EP) -

Los rebeldes sirios que siguen en el este de Alepo han reclamado la puesta en marcha inmediata de un alto el fuego de cinco días de duración para poder proceder a la evacuación de civiles heridos y la apertura de unas negociaciones sobre el futuro de esta ciudad.

Las reivindicaciones de los rebeldes sirios están incluidas en un plan humanitario publicado este miércoles y que ha sido enviado a algunos actores de la comunidad internacional para que lo tengan en consideración.

La denominada 'iniciativa humanitaria', firmada en el nombre del Consejo de Liderazgo de Alepo, reclama a todas las partes implicadas en la guerra que discutan el futuro de Alepo cuando mejore la situación humanitaria en el este de la ciudad.

En su documento, los rebeldes han reclamado la evacuación de unos 500 casos médicos graves del este de Alepo bajo la supervisión de Naciones Unidas. En este contexto, han subrayado que los civiles que quieran salir de la ciudad deberían ser evacuados por la zona rural del norte, en lugar de por la provincia de Idlib.

En anteriores ocasiones, los civiles y los combatientes de zonas rebeldes han sido transferidos a la región de Idlib, bajo control de los sublevados, tras acordarlo así con el Ejército sirio.

Ahora los rebeldes han advertido de que la región de Idlib es demasiado peligrosa por la intensidad de los ataques aéreos y porque tiene dificultades para acoger más desplazados.

En su documento, los rebeldes de Alepo han asegurado que apoyarán cualquier iniciativa regional o internacional para reducir el sufrimiento de los civiles y han reiterado su disponibilidad para garantizar la seguridad de las operaciones de ayuda humanitaria de las organizaciones no gubernamentales y de Naciones Unidas.

Por otra parte, un responsable de los rebeldes en Alepo ha advertido este miércoles de que Estados Unidos no tiene una posición sobre la ofensiva del régimen sirio y Rusia en el este de Alepo, donde solo existe la "agenda rusa" como estrategia. "Los rusos quieren expulsar a los combatientes y ellos (los estadounidenses) están dispuestos a coordinarlo", ha asegurado el responsable rebelde, asentado en Turquía.

El Gobierno ruso dijo el lunes que comenzaría los contactos con Estados Unidos para que hubiera una retirada rebelde del este de Alepo, una operación que Estados Unidos llegaría a aceptar si supone salvar vidas de civiles, según afirmó un alto cargo norteamericano.