Actualizado 12/05/2021 17:36 CET

Reino Unido anuncia una investigación independiente sobre la gestión de la pandemia

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido
Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido - Tayfun Salci/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

   El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado la próxima apertura de una investigación independiente para evaluar la gestión que ha realizado el Gobierno de la pandemia de coronavirus, con el objetivo de "examinar" las medidas adoptadas y también "aprender lecciones" para futuras emergencias.

   Johnson ha explicado este miércoles ante la Cámara de los Comunes que su Gobierno está "plenamente comprometido" con este examen, que "pondrá las acciones del Estado bajo el microscopio" e implicará la toma de declaraciones. Los comparecientes, ha añadido, declararán bajo juramento.

   Las investigaciones arrancarán en principio en primavera de 2022, un plazo que el líder de la oposición, Keir Starmer, ha instado a acelerar para comenzar con las pesquisas antes de que acabe 2021. Starmer también ha exhortado a las autoridades a tener en cuenta a familias de afectados y a los trabajadores sanitarios.

   Johnson también se ha referido durante su comparecencia al riesgo derivado de nuevas variantes de coronavirus, alertando de que si fuesen "más contagiosas" o esquivasen la protección de las vacunas podrían provocar "un sufrimiento mayor al vivido en enero", cuando Reino Unido registró tasas de contagio sin precedentes, con picos superiores a los 60.000 positivos diarios.

   El Ministerio de Sanidad británico ha informado este miércoles de 2.284 casos en las últimas 24 horas, pero Johnson no descarta que el próximo invierno pueda haber un nuevo repunte, pese a que más de 35 millones de personas han recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra la COVID-19 en Reino Unido.

   Las autoridades sanitarias tienen registrados 4.441.975 desde el inicio de la pandemia, mientras que 127.640 enfermos han perdido la vida, once más que el martes. Algo más de 1.100 pacientes permanecen ingresados en hospitales de Reino Unido, de los cuales 138 requieren de respiración asistida.